Archivo por meses: diciembre 2015

Precauciones que debes tener al utilizar un tratamiento de bótox

tratamiento_botoxLos tratamientos para rejuvenecernos y hacernos ver radiantes, quitando esos defectos que tanto nos molestan, se han hecho muy populares en los últimos años. Es que está cada vez más al alcance de todos realizar estos procedimientos de medicina estética –tanto en hombres como mujeres- debido a que en su mayoría no son invasivos y tienen pocas complicaciones.

Uno de los procedimientos más comunes es el que se hace con toxina botulínica o bótox. Se trata de una neurotoxina elaborada con la bacteria Clostridium botulinum, que provoca parálisis muscular. Es una sustancia muy venenosa para el ser humano si no es aplicada de manera correcta. Sin embargo, por sus capacidades es muy utilizada en la cosmética, porque relaja al músculo, neutralizando la aparición de arrugas.

Es por eso que hay que seguir una serie de precauciones antes y después de someterte a un tratamiento de Toxina botulínica. Lo primero es ponerse en manos de un profesional especialista del área de la salud, porque vale la pena pagar menos en un lugar que no esté autorizado y poner en riesgo tu vida. Lo barato cuesta caro.

Beneficios

Si bien es sabido que su ventaja principal es brindar a la piel una inmediata apariencia rejuvenecida, puedes obtenerlo sin ser necesario que pases por cirugías  u hospitalizaciones lo que te permitirá que sigas con tu ritmo de vida fácilmente sin ser necesario que pidas licencias o debas estar en reposo.

Puedes lograr tener una apariencia juvenil con resultados muy efectivos y tiene una duración bastante prolongada, lo que permite que no sea necesario someterse al procedimiento con regularidad.

Como fue mencionado anteriormente, la aplicación del bótox debe ser realizado solo por un profesional calificado que tenga amplios conocimientos en la anatomía humana, para que sepa exactamente cuánta cantidad administrar, y además se debe tener la garantía de que se trata de un producto de buena calidad, y que está apta para el uso.

Algunas recomendaciones

No debes tomar ningún medicamento que tenga efecto anticoagulante ni antes, ni después de la intervención. Un ejemplo común de este tipo de remedios es el ácido acetilsalicílico, conocido comúnmente como aspirina. También debes evitar los alimentos vasodilatadores -como el café- para que no se produzcan moretones, ni dolores en las zonas inyectadas.

Las molestias pueden aparecer igual, por lo que se recomienda aplicar hielo dos veces al día en las zonas afectadas.

Una de las recomendaciones más importantes y fundamentales para que el tratamiento funcione es no tocarse el lugar donde se aplicaron las inyecciones. Si lo haces podrías expandir la toxina botulínica y no podrá hacer efecto en las arrugas. Así, habrás soportado los pinchazos en vano.

Los lugares donde puede aplicarse esta toxina es en la frente, entrecejo y en las líneas de expresión que se forman por le movimiento del músculo. Asimismo es preciso añadir que al aplicarlo se debe evitar tocar los músculos que levantan las cejas porque si estos se inhiben el paciente terminará con los párpados caídos.

En general debes tener las mismas precauciones que tendrías luego de cualquier intervención ambulatoria, como no hacer ejercicio ni mojarse directamente la parte afectada en las primeras 24 a 48 horas.

Si sigues todas las indicaciones no deberías tener ningún tipo de problema. Si tienes preguntas, no dudes en consultar a un especialista.

Los 3 principales riesgos de una cirugía estética

Todos tenemos algunas inseguridades que nos gustaría cambiar. Para eso existe la cirugía plástica, que permite corregir esos aspectos que no nos gustan de nosotros mismos para estar más conformes y optar a una mejor vida futura.

Si bien no suelen haber mayores complicaciones cuando se realiza un procedimiento de este tipo, es importante estar informado acerca de los riesgos de una de estas intervenciones. Los principales efectos secundarios tienen por motivo un problema o patología por parte del paciente, y no como se cree, por negligencia del cirujano. Estos son los 3 riesgos más importantes que pueden traer complicaciones en la vida futura:

Rechazo de implantes

Las prótesis de silicona u otros materiales traen el riesgo de ser rechazadas por el organismo. Una de las señales de que esto podría estar ocurriendo es la eliminación de líquidos por la sutura o cicatriz, la picazón o el endurecimiento de las mamas o zona tratada. Un rechazo puede derivar en infecciones, llegando a tener que remover la prótesis. Se recomienda visitar a su cirujano regularmente para chequear cómo el cuerpo se adapta, y en casos donde existan sospechas de rechazo, se aconseja cambiar el implante. Este, sin embargo, aún cuando no surjan complicaciones, debe ser cambiado al menos una vez en la vida.

Necrosis

La necrosis es la muerte de tejido celular debido a una infección, uso de drogas, esteroides, cigarrillo, exposición al frío o calor intenso, entre otros, luego de una cirugía estética. El riesgo más recurrente de necrosis es la mala cicatrización de la herida, que obliga al cirujano a remover el implante para evitar que la piel se siga descomponiendo, lo que podría llegar incluso a dejar una herida permanente.

Pérdida de sensibilidad

Es común que en la vida futura a una cirugía o intervención quirúrgica de cualquier naturaleza, exista riesgo de perder la sensibilidad de zona tratada.

Particularmente, esto se puede dar después de una cirugía de implantes, en la que la piel y tejido que ha sido tratado puede perder la sensibilidad de forma permanente o transitoria. La pérdida de sensibilidad ocurre porque al hacer una incisión, se suelen cortar nervios que llevan señales sensoriales al cerebro, haciendo que perdamos la capacidad de percibir esa parte del cuerpo.

Qué es una mamoplastía de reducción

mamoplastia_reducciónEl sueño de la mayoría de las mujeres es tener una figura perfecta, lo que casi siempre se asocia a unos senos grandes y firmes. Pero para otras el tener unos pechos muy grandes puede ser una real molestia y causar problemas que merman su salud y su autoestima.

La reducción mamaria es una gran opción entonces para las que desean tener unos senos más pequeños en pro de su salud física y mental, pues el tener senos demasiado grandes crea tensión en el cuello, los hombros y la espalda, provocando dolores crónicos, irritaciones o inclusive dolorosas marcas en los hombros que son causadas por los tirantes o correas del sostén, así como también pueden causar serios problemas respiratorios.

Este tipo de cirugía le permitirá a la mujer que realice ejercicios que antes no podía debido al malestar y al dolor, como por ejemplo correr o saltar. Además su postura mejorará considerablemente evitando que tienda a encorvarse, se reducen los dolores y la respiración mejora.

También tiene ventajas psicológicas, porque los pechos grandes generalmente atraen miradas indeseadas en las calles lo que es muy perjudicial para las mujeres, especialmente a las que son tímidas; y con esta cirugía se podrá contribuir a liberarlas de esas tensiones, contribuirá a que se sientan mejor consigo mismas, y a que se sientan felices con su cuerpo sin la necesidad de esconder su figura bajo la ropa suelta. Cabe mencionar que además de la reducción es posible realizar un levantamiento que entrega  mejores resultados.

Aspectos a considerar

La mamoplastía de reducción es una cirugía que busca reducir el tamaño de las mamas, buscando una armonía. La reducción de tamaño se logra a través de la eliminación de tejido graso, grándula mamaria y piel, para luego reubicar el pezón, que también se puede achicar en caso de que sea muy grande.

Antes de realizar una mamoplastía de reducción se debe meditar a conciencia esta opción, ya que la cirugía deja una cicatriz irreversible, que si bien puede quedar casi imperceptible con los cuidados adecuados, de todas formas nos acompañará de por vida. La cicatriz más común es en forma de T invertida y en algunos casos puede ser una línea vertical que va desde el pezón hasta el pliegue de la mama. Después de la cirugía, el médico indicará la mejor forma de cuidar la cicatriz, siendo los métodos más utilizados el uso de parches de silicona y masajes con aceites cicatrizantes. Las personas propensas a formar queloides deben tener especial cuidado al tratar su cicatriz.

A pesar de que la mamoplastía de reducción está más asociada a las mujeres, lo cierto es que los hombres también pueden realizarse esta intervención, sobre todo en casos de ginecomastia. En el caso de los hombres, por lo general es más un problema estético que de salud y también es común que sea una cirugía sencilla que no necesite una gran cicatriz.

Debes tener en cuenta que si estás pensando en realizarte una mamoplastía de reducción, lo principal es que acudas a un especialista reconocido que te otorgue la confianza necesaria. Además, debes mantener una dieta saludable ya que para cualquier cirugía es recomendable que tengas un peso apropiado. Esto hará que te encuentres en las mejores condiciones el día de tu cirugía y que tengas un post operatorio más rápido y satisfactorio.