Archivo por meses: enero 2016

Sepa por qué se produce la endometriosis

endometriosisMuchas mujeres presentan problemas para poder concebir, lo que puede deberse a muchos problemas reproductivos, y uno de ellos es la endometriosis que ocurre cuando las células del revestimiento del útero crecen en otras partes del cuerpo, provocando dolor, sangrados abundantes, entre periodos y problemas para quedar embarazada.

Es habitual que todos los meses los ovarios de una mujer produzcan hormonas que le ordenen a las células el revestimiento del útero para que se hinchen y se vuelvan más gruesas, y posteriormente el útero elimina estas células junto con la sangre (menstruación)

El problema ocurre cuando  estas células crecen fuera del útero, apegándose a la vejiga, el recto, los ovarios, intestinos, o al revestimiento de la zona pélvica. Estos crecimientos permanecen ahí y el cuerpo no los elimina cuando llega el momento del período menstrual, más bien comienzan a crecer agregando mayores tejidos  sangre, generando dolor, inflamación y cicatrices debido a la acumulación.

Esta enfermedad es muy común en las mujeres que comenzaron su menstruación a muy temprana edad, si su madre o hermana tienen este padecimiento, si nunca ha tenido hijos, si tiene un himen cerrado que bloquea el flujo mensual, o bien si tiene períodos menstruales frecuentes.

Síntomas

Las principales formas de detectar la endometriosis son:

-Tener dolor con las deposiciones

-Períodos dolorosos

-Dolor abdominal en la parte baja antes y durante la menstruación.

-Tener dolor pélvico o lumbago en cualquier momento del mes

-Calambres intensos y permanentes por una o dos semanas, antes y mientras dura la menstruación.

-Sentir dolor mientras se están teniendo relaciones sexuales, o después de ello.

-También es posible que algunas mujeres con mucho tejido en la pelvis no sientan ningún dolor.

La endometriosis puede generar problemas para concebir, no obstante la mayoría de las mujeres que presentan síntomas leves pueden lograr un embarazo. Un ginecólogo puede realizar una laparoscopía para eliminar el tejido cicatrical, lo que ayudará a que las posibilidades de embarazo aumententen, o de lo contrario puede comenzar un tratamiento contra la estirilidad.

Blefaroplastía, la cirugía que rejuvenece la mirada

blefaroplastíaLa blefaroplastía es un procedimiento que corrige las bolsas en la parte inferior de los ojos y los párpados superiores caídos,los que dan un aspecto cansado a la mirada.

El procedimiento para esto consiste en quitar el exceso de piel y tejido blando por medio de un bisturí que hace una apertura en el septum palpebral, y gracias al corte y la coagulación se elimina el exceso de grasa.

En el caso de que sea en la parte inferior vía externa,la cicatriz quedará a 2 mm por debajo de la línea de las pestañas; y en el caso de que sea realizada en la vía conjuntival, quedará dentro del párpado, por lo que no será visible.

El tipo de cicatrización dependerá de cada paciente, y en general se recomienda no exponerse  al sol para evitar la pigmentación.

Luego de realizar el procedimiento es muy habitual que el paciente presente visión borrosa,  bastante inflamación y hematomas en la zona tratada, pero que con el paso de los días terminarán por desaparecer. Para que las molestias sean menores, se debe poner frío en el lugar, pomadas para mejorar el proceso de cicatrización y colirio antibiótico. Asimismo los médicos suelen recomendar antibióticos generales.

Sus riesgos

Como en todo procedimiento, existe el riesgo de tener ciertas complicaciones, como por ejemplo que durante la recuperación se presente un hematoma palpebral, algo que ocurre en muy raras situaciones, pero que puede ocurrir de igual manera y en ese caso deberá ser quitado quirúrgicamente.

Además puede existir, aunque es muy raro, una pérdida de la visión o caída del párpado superior, y en estos aislados casos deberán ser corregidos por un especialista médico en un pabellón de cirugías.

Sepa qué debe comer durante su embarazo

comer_embarazoEl tiempo de embarazo es una etapa maravillosa para la vida de una mujer, y es que llevar una vida dentro es un milagro de la naturaleza. Sin embargo se debe tener muy claro que durante aquel estado, los cuidados deben ser muchos, especialmente la alimentación.
Es muy habitual que las mujeres embarazadas crean que deben comer por dos personas pero no es cierto, más bien deben cuidar mucho los alimentos que ingieren, y por lo general los médicos les recomiendan incrementar las proteínas, además de minerales como el hierro, vitaminas como el ácido fólico, y para alegría de algunas, calorías extra para poder tener más energía.
Si bien es cierto que una mujer embarazada debe comer más, es recomendable que limite al máximo la comida chatarra porque tiene demasiadas calorías, aunque de igual manera tiene vitaminas y minerales, pero son mínimas.
Si eres una persona que está dentro de su peso normal con respecto a su estatura, no precisarás calorías extra durante el primer trimestre. Sin embargo durante la etapa siguiente, el bebé necesitará que consumas 300 calorías más al día, las que pueden ser distribuidas en un poco de arroz y un jugo. Luego al llegar al último trimestre, se deben comer 450 calorías al día.
En caso contrario, si estás bajo o sobre tu peso ideal, debes guiarte por las indicaciones de tu ginecólogo, porque es el único que podrá decir exactamente lo que necesitas.
Lo que debes evitar
Está prohibido que una embarazada coma ceviche, sushi, ostras, mariscos crudos, la leche que no esté pasteurizada o quesos blandos como los quesos frescos, el camembert o el brie; debido a que existen bacterias que crecen en los alimentos que no están cocinados, las que pueden causar listerosis, una enfermedad que es muy peligrosa para los bebés.
Asimismo se debe evitar comer carnes crudas o embutidos, además de lavar perfectamente los vegetales porque pueden causar variadas infecciones que pueden ser nocivas para el bebé.
Finalmente no se puede consumir alcohol, ya que el niño podría nacer con problemas de aprendizaje, emocionales o defectos físicos.
En general debes procurar comer frutas y verduras frescas, granos integrales, proteínas magras, y por sobre todo seguir las recomendaciones de tu doctor; y de esta manera asegurarás un embarazo óptimo.