Archivo por meses: agosto 2017

4 cuidados básicos antes de practicar yoga

Una de las principales ventajas de ser una adepta de la yoga es poder realizarla en prácticamente cualquier lugar: en un parque, jardín y hasta mismo en su habitación.

Lo mejor de todo es poder hacer esta actividad sin prisa, distracciones, horario y ni presión de “competir” con otras personas. Sin embargo, por más simple que parezca, la práctica requiere algunos cuidados básicos antes de arrastrar los muebles o la cama box spring y empezar.

1. Entienda la filosofía del yoga yoga casa

A pesar de ser una actividad que trae muchos beneficios a la salud física y mental, va mucho más allá. Es una filosofía de vida, una forma de pensar y ver el mundo.

Todos los estilos llevan la atención plena hacia el momento presente y la conciencia hacia dentro, para tener una mejor percepción sobre los sentimientos, pensamientos y acciones. La intención es traer confort para el cuerpo, calma para la mente y paz para el espíritu.

2. Elija un estilo para ti

Encuentre el que más se adapte a sus necesidades y sus objetivos. Hay prácticas más suaves para el cuerpo, otras que trabajan más la parte meditativa y las que contienen ejercicios de purificación del cuerpo y de la mente. En la opción más dinámica, como el Hatha Vinyasa Yoga, se trabajan movimientos corporales intensos, con la integración de la respiración en una práctica fluida y que estimula la energía en el cuerpo.

La mejor forma de conocer estos estilos y elegir uno es practicando. De esta forma usted aprende no sólo los movimientos, sino a descubrir cuál es su motivación y qué le hace sentirse en paz.

3. Una alfombra y una toalla son todo lo que necesitas

Por supuesto que hay personas que no se preocupan por los materiales, pero el consejo de profesionales es mantener estos tres elementos siempre que sea practicado el yoga. La alfombra, también llamada yoga mat, es su principal apoyo para las posturas, mientras la toalla es para enjugar el sudor.

La alfombra debe tener un tamaño mínimo de 60 cm de ancho por 1,70 m de longitud. En el caso de que el practicante adquiera una alfombra que tenga buena durabilidad, ya que éste será su espacio para la práctica durante un buen tiempo.

4. Enfoque en hacer la postura correcta (no de intentar tomar una foto increíble)

La gente sabe que las fotos son muy increíbles y demuestran todo un potencial, pero para quien está empezando, es mejor ir con calma. Esto porque la práctica implica toda una noción corporal importante, que pide atención en cada detalle.

Ten paciencia y escuche su cuerpo: si duele o es difícil quedarse en alguna posición, no insista. Los límites son parte de la inteligencia corporal y evitan lesiones, por más que la ansiedad de parecer una gran practicante del yoga sea muy grande.

Con esos consejos sencillos y un poco más de pesquisa en internet sobre estilos y posturas, puedes empezar a tener una motivación a más para levantarse de su cama box spring y, porque no, llevar una vida mucho más equilibrada y saludable.