Cuida tu piel este verano

La combinación de vacaciones y verano es muy distinta a del invierno. Salimos de nuestras sabanas y cama, buscando actividades al aire libre cada vez más intensas, especialmente las playas. Pero, para saber aprovechar la estación más caliente del año es necesario también tener cuidado con la piel. piel

Por eso es importante tomar algunos cuidados, ya que en el verano la radiación solar incide con más intensidad sobre la Tierra, aumentando los casos de cáncer de piel.

Usar protector solar independiente de la estación del año

Como estamos con el foco en el verano, debe ser un elemento más que obligatorio en la bolsa. Para las personas con piel más clara, el factor de protección mínimo debe ser 30, o mayor, si la exposición se prolonga. Otra orientación es en relación al horario de exposición: levantarse de la cama temprano y quedar expuesto hasta las 10h y después volver solo a las 16h.

Las personas de piel negra no deben descuidarse. Aunque tienen una protección mayor cantidad de melanina, el uso de protector solar también debe ser hecho.

Para los niños que disfrutan del sol, los padres deben optar por el uso del filtro solar infantil. Los niños a partir de 6 meses ya pueden usar bloqueador solar.

Frecuencia de la aplicación del protector solar

Mucha gente cree que, una vez aplicado el protector, ya es suficiente. Pero desafortunadamente no. Debemos aplicarlo 30 minutos antes de la exposición al sol, para que la piel lo absorba, y volver a aplicarla cada 2h.

Bronceado seguro

Para obtener la piel preparada para el verano, previniendo el envejecimiento precoz y favoreciendo el bronceado, la recomendación ingerir betacaroteno, encontrado en frutas y vegetales anaranjados y amarillos, como zanahoria, mango, calabaza, pimiento amarillo, naranja, papaya, Espinaca, brócoli, kiw y lechuga.