Aceite de coco: Dale vida a tu cabello y piel

Rate this post

01_aceite-de-coco-para-el-pelo

Gracias a las proteínas y nutrientes que contiene, el aceite de coco se ha convertido definitivamente en un aliado a la hora de hablar de belleza. Si bien anteriormente nos hemos referido a los beneficios de éste en el área de nutrición, debes saber que este producto es considerado también como una reliquia en términos cosméticos.

Si hablamos del pelo lo primero que tienes que tener en cuenta es que el aceite de coco tiene alto niveles de vitamina E y K, por lo puede actuar ya sea como acondicionador o  hidratante. Te aconsejamos que todos los días pongas en tus puntas un poco de este aceite, esto te ayudará con las puntas abiertas y finalmente le dará vida a tu cabello.

Ahora, si tienes problemas de caspa o freeze, no te preocupes, pues el aceite de coco también te da protección ante estos dilemas. Dos veces a la semana y durante 10 minutos procura masajear tu cuero cabelludo con este producto, posteriormente lávalo. Al pasar los días verás cómo van desapareciendo las desagradables costras muertas de tu cabeza. Por otra parte, puedes combinar un poco de aceite de coco con tu crema de peinar para evitar así el frezze de tu melena.

¿Y en la piel, para qué sirve?  Los ácidos grasos que tiene el aceite de coco hace que este producto sea un hidratante por excelencia, por lo que combate la resequedad de la dermis, además ayuda a quienes padecen de psoriasis y eczemas. Un buen dato es usarlo en las piernas después de la depilación, ya que le otorgará una suavidad increíble

Por otro lado, este maravilloso producto sirve para usar como base de maquillaje. Debes aplicarlo en tu cara y esperar unos 10 minutos para que tu piel absorba todo. Ahora sólo debes maquillarte y salir radiante a la calle.

El aceite de coco también ayuda en la prevención de arrugas prematuras, que comienzan a salir entre los 24 y 30 años, por lo que si te preocupa tu piel te aconsejamos usar un poco en tu rostro, a largo plazo agradecerás haber usado esta milagrosa crema.

¿Y tú, qué esperas para probarlo?