Precauciones que debes tener al utilizar un tratamiento de bótox

Rate this post

tratamiento_botoxLos tratamientos para rejuvenecernos y hacernos ver radiantes, quitando esos defectos que tanto nos molestan, se han hecho muy populares en los últimos años. Es que está cada vez más al alcance de todos realizar estos procedimientos de medicina estética –tanto en hombres como mujeres- debido a que en su mayoría no son invasivos y tienen pocas complicaciones.

Uno de los procedimientos más comunes es el que se hace con toxina botulínica o bótox. Se trata de una neurotoxina elaborada con la bacteria Clostridium botulinum, que provoca parálisis muscular. Es una sustancia muy venenosa para el ser humano si no es aplicada de manera correcta. Sin embargo, por sus capacidades es muy utilizada en la cosmética, porque relaja al músculo, neutralizando la aparición de arrugas.

Es por eso que hay que seguir una serie de precauciones antes y después de someterte a un tratamiento de Toxina botulínica. Lo primero es ponerse en manos de un profesional especialista del área de la salud, porque vale la pena pagar menos en un lugar que no esté autorizado y poner en riesgo tu vida. Lo barato cuesta caro.

Beneficios

Si bien es sabido que su ventaja principal es brindar a la piel una inmediata apariencia rejuvenecida, puedes obtenerlo sin ser necesario que pases por cirugías  u hospitalizaciones lo que te permitirá que sigas con tu ritmo de vida fácilmente sin ser necesario que pidas licencias o debas estar en reposo.

Puedes lograr tener una apariencia juvenil con resultados muy efectivos y tiene una duración bastante prolongada, lo que permite que no sea necesario someterse al procedimiento con regularidad.

Como fue mencionado anteriormente, la aplicación del bótox debe ser realizado solo por un profesional calificado que tenga amplios conocimientos en la anatomía humana, para que sepa exactamente cuánta cantidad administrar, y además se debe tener la garantía de que se trata de un producto de buena calidad, y que está apta para el uso.

Algunas recomendaciones

No debes tomar ningún medicamento que tenga efecto anticoagulante ni antes, ni después de la intervención. Un ejemplo común de este tipo de remedios es el ácido acetilsalicílico, conocido comúnmente como aspirina. También debes evitar los alimentos vasodilatadores -como el café- para que no se produzcan moretones, ni dolores en las zonas inyectadas.

Las molestias pueden aparecer igual, por lo que se recomienda aplicar hielo dos veces al día en las zonas afectadas.

Una de las recomendaciones más importantes y fundamentales para que el tratamiento funcione es no tocarse el lugar donde se aplicaron las inyecciones. Si lo haces podrías expandir la toxina botulínica y no podrá hacer efecto en las arrugas. Así, habrás soportado los pinchazos en vano.

Los lugares donde puede aplicarse esta toxina es en la frente, entrecejo y en las líneas de expresión que se forman por le movimiento del músculo. Asimismo es preciso añadir que al aplicarlo se debe evitar tocar los músculos que levantan las cejas porque si estos se inhiben el paciente terminará con los párpados caídos.

En general debes tener las mismas precauciones que tendrías luego de cualquier intervención ambulatoria, como no hacer ejercicio ni mojarse directamente la parte afectada en las primeras 24 a 48 horas.

Si sigues todas las indicaciones no deberías tener ningún tipo de problema. Si tienes preguntas, no dudes en consultar a un especialista.