5 Consejos para una madre primeriza durante el embarazo

Rate this post

madre-primeriza¿Estás embarazada y tienes dudas sobre lo que debes o no hacer? Tranquila, que para empezar tienes que saber que la maternidad y embarazo es, sin duda, una hermosa etapa y debes disfrutarla al máximo. Así que respira profundo y ponte cómoda que vamos a ver 5 consejos para hacer mucho más cómoda esta esperada instancia de tu vida, la llegada del primer bebé:

1) Es natural que ciertos alimentos te provoquen dolor de estómago, o simplemente, te caigan pesados. Algunos médicos recomiendan sustituir los lácteos vacunos, por las alergias que causan. Puedes optar por alternativas vegetales como leche de avena, soja o arroz, además de consumir semillas de sésamo yverduras para reemplazar tu fuente de calcio. Pero, de todos modos, siempre recuerda consultar con tu médico.

 

2) Te vas a sentir cansada, sobre todo durante el segundo trimestre, ya que tu energía cotidiana y tus niveles desueño se veránafectados por el crecimiento de tu vientre. Esto se debe a quetodos tusórganos internos presionarán el diafragma, provocando que cualquier actividad física genere una sensación de fatiga. Por ello, debes evitar estar mucho tiempo de pie, así también evitarás la aparición de “arañitas” o várices en la piel de tus piernas. Por lo mismo, al momento de acostarte
mantén las piernas apoyadas en alto para relajarlas y evitar poner una presión constante sobre ellas.

 

3) Todo lo que consumas pasa de la placenta al bebé a través del cordón umbilical, por lo que es necesario evitar algunas comidas y bebidas (como elalcohol o el café) que podrían alterar su sanocrecimiento. Por lo demás, el café produce acidez, pesadez, náuseas y vómitos. En este sentido, también es necesario que dejes de fumaren caso de que lo hagas, o alejarte del humo, ya que el tabaco es muy dañino parael desarrollo del sistema nervioso central del bebé.

4) Si te gusta hacer deporte, no dejes de practicarlo durante la maternidad y embarazo,ya que proporciona bienestar general y mejora la resistencia física. Entre los deportes más recomendados están: pilates, natación, estiramientos, running entre otros. De todos modos, lo más importante es la moderación.

5) No dejes de lado el tiempo a solas con tu pareja, disfruta tu embarazo al máximo incluso en la intimidad. Si estás teniendo un embarazo sin problemas, puedes mantener relaciones sexuales sinmiedo de lastimar al bebé, ya que el cuello del útero está sellado por una gruesa membranaque loprotegerá contra todas las infecciones y lesiones posibles.

Lo que debes evitar

Ahora bien, además de tomar en cuenta lo anterior, es muy importante que no te obsesiones con el niño, ni exageres con sus cuidados porque podrías empeorar las cosas, e incluso hacer que se enferme.

Y para que sepas exactamente lo que debes evitar debes seguir leyendo, porque a continuación te daremos una serie de consejos:

A- No lo abrigues demasiado: Si bien los recién nacidos son muy pequeños y tienden a estar helados, debes evitar exagerar con la ropa porque sudará demasiado, lo que aumenta las posibilidades de que se resfríe o incluso que se asfixie. Y para comprobar que está con la temperatura adecuada, debes asegurarte que no esté sudando por la cabeza o el cuello.

B- No lo bañes todos los días: Un bebé no tiene las mismas defensas que un adulto evidentemente, por lo que no debes bañarlo todos los días como lo haces tú; más bien debes hacerlo 2 o 3 veces a la semana. Esto porque el manto graso de la piel se altera con el baño. Solo basta con lavarlo bien después de mudarlo, pasarle un paño por las manos y la cara y estará perfecto.

C- No dejar que nadie lo tome en brazos: Es muy natural que temas que alguien enfermo se acerque a tu bebé, pero ¡tampoco debes exagerar! pues es muy fácil saber cuando alguien está enfermo porque se verá decaído y evidentemente no se acercará al bebé. Es sentido común. Por lo que no debes estar obsesionada con la salud de todos los que se acercan.