Cambios en el segundo trimestre del embarazo

Rate this post

segundo_trimestreCuando una mujer está embarazada por lo general se siente muy mal durante los primeros meses, es por ello que cuando se llega al segundo trimestre comienza la etapa más agradable pues las náuseas o mareos ya han desaparecido y la madre siente una agradable sensación de bienestar.

Muchas son las etapas del embarazo, pero puede considerarse como una de las más agradables para la madre la que corresponde al segundo trimestre.

Síntomas

No obstante los cambios siguen ocurriendo en el cuerpo, los que suelen manifestarse de la siguiente manera:

-Los senos aumentan su tamaño debido a la estimulación de la progesterona o los estrógenos. Y si bien su sensibilidad disminuye en comparación a los primeros días del embarazo, la sensibilidad de los pezones podría permanecer durante los 9 meses.

-Es probable que aparezcan estrías en los senos, abdomen o brazos debido al estiramiento de la piel.

-Es probable que la madre sienta que le falta el aire, y esto se debe a que los pulmones se ven afectados por el crecimiento del útero. Ante esto, es recomendable que duerma con la cabeza elevada.

-Las encías pueden inflamarse debido al aumento  de la circulación de la sangre, y sangrar cada vez que se cepille los dientes.

-Los mareos son muy frecuentes en las embarazadas debido a los cambios hormonales y esto ocurre especialmente cuando se levantan muy rápido de un lugar. Para disminuir este síntoma lo mejor es beber abundante agua.

-Los calambres en las piernas son muy habituales, y contra ello lo más recomendado es caminar, mantenerse físicamente activa, darse una ducha caliente y beber mucho líquido.

-Puede que algunas zonas de la piel se vuelvan más oscuras, especialmente la piel alrededor de los pezones o la línea que va desde el ombligo hasta el pubis. Ante esto lo mejor es usar bloqueador porque la exposición solar podría acentuar los cambios de coloración.

-Es preciso mencionar que debido al aumento de la circulación puede que las vías respiratorias se inflamen, lo que genera congestión nasal.