Conoce los problemas de la obesidad en el embarazo

Rate this post

obesidad_embarazoEs muy habitual que cuando una mujer está embarazada, se le diga que “ahora debe comer por dos” y es que las ansias y el hambre se disparan en esa época, pero lo cierto es que cuando se está en ese estado sólo se debe comer más nutritivamente para ayudar a que el bebé se desarrolle perfectamente, y no almorzar los nueve meses en las cadenas de comida rápida como lo hacen muchas.

Cuando una mujer comienza a comer de más en el embarazo, la obesidad puede comenzar a aparecer, y con ello una serie de otros padecimientos que, de no tomarse en serio, podrían transformarse en graves problemas a la salud de la madre y del hijo. Es por ello que a continuación les contaremos sobre los principales males que pueden aparecer en el caso de estar comiendo en exceso durante esta etapa tan bella de nuestra vida.

Afecciones más comunes

1- Defectos en el tubo neural son los referentes al desarrollo del cerebro  o a la médula espinal del bebé que se está gestando, y las mujeres que padecen sobrepeso tienen mayores riesgos de que su hijo padezca este defecto.

2- Diabetes gestacional ocurre durante el embarazo y aumenta los niveles de azúcar en la sangre, lo que puede provocar serios problemas como que el bebé nazca demasiado grande y padezca hipoglucemia después del nacimiento.

3- Hipertensión gestacional suele ser leve y no provoca muchos problemas, no obstante aumenta el riesgo de tener preeclampsia, un parto prematuro, restricción del crecimiento intrauterino, desprendimiento de placenta, o inclusive que tu bebé nazca muerto.

4- La preeclampsia es una complicación que ocurre cuando se tiene la presión demasiado alta, además de mucha proteína en la orina después de las 20 semanas de embarazo. Provoca disminución del flujo de sangre por todo el cuerpo, serios daños a los órganos de tu cuerpo, además de problemas para el bebé como el crecimiento inadecuado, reducción del líquido amniótico y el desprendimiento de placenta.

Es por todo esto que si estás buscando un embarazo, procura comer sano y no compulsivamente, pues recuerda que te estarás haciendo daño a ti a y a tu bebé.