Conozca el tratamiento para los niños prematuros

Rate this post

bebe_prematuroUn bebé es considerado prematuro cuando nace antes de 37 semanas de gestación, lo que corresponde a tres semanas antes de los 9 meses normales para un embarazo.

Cuando una mujer embarazada comienza con síntomas de parto, no se puede evitar por más que se adelante al tiempo normal. Es por ello que el equipo médico comenzará a prepararse para un parto considerado de alto riesgo.

El bebé necesitará cuidados especiales porque sus órganos no estarán completamente desarrollados, por lo que será necesario que pase unas semanas en un lugar especial para que sus órganos maduren lo suficiente para mantenerse vivo sin ayuda médica.

Luego del parto, el bebé es llevado a una sala de recién nacidos para casos de alto riesgo, donde es ubicado bajo un calentador, o bien en una incubadora (lugar cerrado, transparente y calefaccionado)  además tendrá máquinas a su alrededor que monitorearán su respiración, el nivel de oxígeno en la sangre y la frecuencia cardíaca.

Los bebés no pueden coordinar la deglución y  succión antes de la semana 34 de gestación, por lo que ellos tendrán una sonda de alimentación ubicada en la boca o nariz hasta el estómago, o bien se puede suministrar el alimento a través de una vena mientras esté lo suficientemente estable para hacerlo normalmente.

Bebés con problemas respiratorios

En el caso de que el bebé tenga problemas respiratorios se le puede suministrar oxígeno por medio de un respirador, por cánulas nasales o una campana de oxígeno ubicada sobre la cabeza del bebé.

También se les puede poner una sonda en la tráquea, donde podrán respirar fácilmente gracias a un respirador artificial.

Existen bebés que presentan problemas respiratorios menos graves, y a ellos se les entrega una presión positiva continua en la vía aérea con pequeñas sondas en la nariz -en lugar de la tráquea- o bien solo pueden recibir oxígeno extra.