Ejercicio embarazada

Ejercicio para embarazadas que ayudan a aliviar el dolor de espalda

Rate this post

El dolor de espalda en las mujeres embarazadas es una dificultad muy común, la mayoría de mujeres sufren de dolor de espalda durante cualquiera de esos nueve meses debido a las posturas y el peso extra que se lleva. Pero estas molestias no deben causar angustia, existen varios métodos para aliviar el dolor lumbar durante el período de embarazo.

Consejos y ejercicios para mujeres embarazadas

La primera recomendación para una mujer que sufre de esta condición es pararse o sentarse en una posición recta sin arquear la espalda. Es aconsejable sentarse en una silla, cuyo respaldo sea un buen soporte principalmente para la espalda baja, si la silla no es muy cómoda se puede hacer uso de una almohada para que sirva de apoyo.

Otro aspecto muy importante es el uso apropiado del calzado. Se recomienda no usar zapatos de tacón alto, ya que no cuenta con un diseño apropiado para el apoyo del pie ni para mantener el balance. Algunos médicos recomiendan tacones anchos de hasta 4 cm, hay botas o sandalias que tienen un mejor diseñado y pueden ser adaptadas especialmente para prevenir el dolor en las piernas y la columna vertebral. Es bueno pedir recomendaciones al médico o a un vendedor de zapatos.

Embarazo al dormirLa forma de dormir también puede contribuir a disminuir el dolor de espalda en una mujer embarazada. Se recomienda dormir de lado sin arquear mucho la espalda en un colchón firme pero suave. Una posición cómoda durante el sueño ayuda a reducir en gran manera el dolor de espalda.

Es primordial que una mujer embarazada se mantenga ejercitada. Entrenamientos de baja intensidad como caminar y nadar se consideran formas seguras de ejercicio para embarazadas. De igual manera, un programa con ejercicios de estiramiento y movimiento pueden mejorar la movilidad y la masa muscular en la espalda y el estómago; también pueden incluirse ejercicios especiales pélvicos de inclinación. Todo esto alivia de gran manera el dolor de espalda.

Asimismo, se recomienda evitar actividades de riesgo, como limpiar estantes altos o recoger cosas del suelo de forma brusca sin doblar las rodillas apropiadamente. Si el dolor de espalda se vuelve muy agudo, lo mejor es buscar la ayuda del doctor.