Factores que inciden en la infertilidad

Rate this post

Con el ritmo de vida actuales, donde el estudio y la carrera profesional tienen un lugar muy importante en la vida de muchas mujeres, la maternidad es algo que se ha pospuesto para otras etapas de la vida, cuando la situación económica lo permite y/o la pareja esté consolidada.

Este retraso en el embarazo ha tenido varias consecuencias, una de ellas es que han aumentado los casos de infertilidad en el mundo, que se ha incrementado en alrededor de un 25% en los últimos años.

Aspectos a considerar

La mayoría de las mujeres sabe que la fertilidad disminuye a medida que pasan los años, pero ¿existen otros factores? Uno de ellos, por ejemplo, es la ansiedad por concebir, la que genera estrés e impide la concepción. Al no producirse, surge la ansiedad que empeora el proceso.

Sin embargo, también existen otros factores que pueden influir en el proceso de embarazo. La mayoría de las complicaciones se deben a problemas de ovulación y deterioro en el órgano reproductor femenino, entre estos problemas destacan:

- Desbalance hormonal
- Presencia de tumores o quistes en el útero
- Cambios en el peso debido a desórdenes alimenticios, como la anorexia o bulimia
- Abuso de alcohol y drogas
- Problemas a la tiroides
- Estrés
- Infecciones previas
- Presencia de cicatrices o adherencias en el útero
- Embarazos interrumpidos anteriores
- Inflamación del endometrio
- Anormalidades en el flujo vaginal que impida a los espermatozoides alcanzar el óvulo

-Tabaco

-Tratamientos oncológicos contra el cáncer.

-Síndrome de ovario poliquístico.

infertilidadExisten diferentes maneras de prevenir la infertilidad, la mayoría de ellas tiene que ver con mantener hábitos higiénicos y saludables; sin embargo, también hay un método para aquellas mujeres que desean posponer su maternidad que les permite conocer las posibilidades de ser madre en el futuro.

Se trata del test de reserva ovárica, recomendado para mujeres mayores de 30 años que quieran posponer su maternidad, el examen consiste en una muestra de sangre, para detectar la hormona antimulleriana, además de una ecografía para hacer un recuento de los folículos antrales o la cantidad de óvulos que le quedan.

Para generar un buen ambiente, y por consiguiente aumentar las posibilidades de embarazo, o la disminución del porcentaje de infertilidad, es recomendable no culparse entre la pareja. Este problema debe ser dialogado en la intimidad del hogar, pues los problemas de fertilidad son mucho más frecuentes de lo que se piensa. Finalmente,  el proceso no debe volverse tedioso, ni forzado, porque aquí es cuando las posibilidades de fracaso aumentan.