Madre por primera vez

Rate this post

Te enteraste de que vas a ser mamá y las emociones te invaden, todas distintas una de otras y con el correr de los días, cada sentimiento se vuelve mucho más latente aún. Pensaste alguna vez en ser madre, pero ¿este es el momento justo?, ¿te saliste de tu plan de vida? Simples interrogantes que toda futura mamá se hacer cuando se entera que algo está creciendo dentro suyo, sumado a la enorme cantidad de preocupaciones que vas a ir sintiendo mes a mes. Todo es nuevo, todo cambió para siempre.

Madre por primera vezVarias de las cosas que vas a ir experimentando dice relación con el hecho de lo que significa obtener un nuevo rol en la vida: ser mamá. Simplemente esto te provocará ilusión desde el primer día. Imaginar cómo será tu futuro hijo, cómo se verá en tus brazos y caminando por la casa, con cada sentimientos irás experimentando sensaciones físicas y mentales. Todo lo que significa el proceso del embarazo.

Un mujer que se convierte en madre por primera vez, no sólo significa que sufrirá constantes cambios físicos y que con cada mes su caminar será más despacio. Sino que también, emocionalmente será mucho más frágil y perceptiva, todos lo que irás sintiendo será el doble de “fuerte”, la alegría o la pena estarán a flor de piel. Por lo tanto, el trato que se debe tener con ellas debe cambiar, la sutiliza, la paciencia y la comprensión son actitudes que cualquiera que esté contigo debe trabajar y aplicar para que la maternidad sea más amena.

La madre primeriza por más que sea experta en otro tipo de actividades, como ser estudiante, trabajar o ser dueña de casa, no podrá continuar con sus tareas de forma tan natural como antes, por más dedicadas que sean y cuenten con la experticia necesaria, crear vida desde su vientre, le modificará todas las conductas que antes desarrollaba de forma normal.

Una de las formas en que una mujer embarazada por primera vez se siente parte del proceso, es cuando conoce y comparte su experiencia con las demás féminas que se encuentran en su mismo estado. Varias son las actividades en las que puedes compartir tu embarazo, como hacer gimnasia o yoga, lo que te permitirá desviar un poco tu mente de lo que estás viviendo y se te hará mucho más fácil el camino hacia el parto.

Si tienes una pareja, apóyate en ella, en tu familia y amigos. Si cuenta con la posibilidad de poder relacionar con otras mujeres como tú, tendrás la posibilidad de enriquecerte de las demás experiencias y aprender de cada una. Si supiste como persona vivir cambios de barrios, de colegios o de primeras citas, créeme que podrás sin ningún problema convertirte ahora en mamá. No tengas miedo, un bello viaje te queda por recorrer.

Cambios en el ánimo

Un momento tan importante en la vida de cualquier mujer es ser madre por primera vez y todo lo que conlleva a esta situación, son constantes cambios a nivel físico como emocional, sobre todo en aquellas que quedan embarazadas a muy temprana edad. Sumado a que los factores y ambiente que la rodea pueda afectarla antes, durante y después de nacer el bebé.

Dicho lo anterior, es muchas mujeres se ven envueltas en complicaciones que hoy denominados trastorno depresivo grave, que en resumidas cuentas es una depresión durante el embarazo, que hace vivir a la mujer fuertes sentimientos de tristeza que abundan y son mucho más prolongados, efectando directamente su estado anímico y vida diaria.

Algunos de esos cambios son:

  • La cantidad de comida que ingieres, puede que sea más o menos de lo que comes normalmente.
  • Falta de concentración.
  • Aumentar o disminuir las horas de sueño.
  • Compartir mucho menos con familiares y amigos.
  • Concentrarse en hacer nada más que en las actividades que antes eran de tu interés.

Así, si presentas algunos de estos síntomas o si tu pareja, familia y amigos lo notan, debes visitar a un especialista con tal de tratar esta situación que puede desencadenar alguna molestia mucho más grave durante el parto.