¿Qué cambios físicos experimenta una mujer embarazada?

Rate this post

Cuando la oportunidad de ser madre se presenta por primera vez, existirán varios cambios que su cuerpo irá experimentado con el correr de los meses. Por lo mismo, es muy importante que considere la posibilidad de investigar sobre los cuidados que deberá tener consigo misma y con el bebé que crece en su vientre. Ya que, podrás sentirte mucho más tranquila durante el proceso que estás experimentando y que te cambiará la vida para siempre.

Cambios embarazoDada la complejidad de la transformación que comenzarás a sentir desde el primer mes, tu cuerpo y todo tu organismo, sufrirá cambios muy importantes. Uno de ellos y que suele ser un síntoma de que estás embarazada, es la interrupción de tu periodo menstrual, ya que comienza el proceso de gestación, obstruyendo la salida de un óvulo nuevo. También, podrás sentir como tu busto se incrementa y sentirás dolor en cada seno, dado que durante todo el embarazo esta parte de tu cuerpo se prepara para ser la fuente de alimento de tu futuro hijo.

Varias futuras madres, vivirán la experiencia de sentirse mareadas, tener náuseas y vomitar constantemente. Esta sensación, se debe a la proteína que genera el embrión. Por lo mismo, se te recomienda disminuir los alimentos fritos y condimentados, beber bastante agua y comer más cuatro veces al día, para que nunca sientas tu estómago vacío. Dentro de esto mismo, es positivo que aumentes la ingesta de fibra en la dieta, dado que el crecimiento del útero de cierta forma aplasta los intestinos, produciendo el molesto estreñimiento.

Dicho lo anterior, también se agudizarán sentidos como del olfato y el gusto, llegando a molestarte olores que antes tolerabas sin ningún problema. Lo mismo te ocurrirá con algunos sabores, dejando incluso de consumir algunas comidas que ingerías anteriormente con facilidad, todo esto dado el cambio hormonal que estás experimentando. Lo que aumentará paulatinamente con el desarrollo del embarazo, son tus ganas de orinar, ya que tu vejiga sentirá cada vez más presión con el aumento de tamaño del útero como del feto.

Otro de los cambios que preocupa a toda mujer es la subida de peso, pues bien si te alimentas sano, practicas actividad física, el incremento de peso no será más de 10 kilos. Pero si te desbordas y crees ciegamente que tienes que “comer por dos”, subirás de peso sin problemas y que luego del parto, te costará mucho volver a tu peso normal.

Tu piel también experimentará modificaciones que gracias a la tecnología aplicada en la salud, pueden ser revertidos. Por ejemplo, es casi innegable la aparición de estrías en tu vientre, espalda, senos, muslos o caderas, por cómo se va ir estirando la piel con el correr del tiempo. Para este fenómeno, podrás encontrar en el mercado un variedad de cremas que te ayudarán a prevenirlas y sanarlas. Lo mismo si posees piel grasa, podrás desarrollar algún acné durante el embarazo y sudarás mucho más. Pero no te asustes, todos estos cambios valdrán la pena cuando conozcas a tu tan esperado hijo.