lipolaser

4 Mitos y 3 Verdades de la Lipoescultura Láser

5 (100%) 1 vote

La lipoescultura es actualmente uno de los métodos de cirugía estética más comunes a nivel mundial.

lipolaserLas dos variantes de lipoescultura, la realizada mediante láser y la que se realiza utilizando la asistencia de vibraciones, se han convertido conjuntamente en la cirugía que cuenta con más procedimientos en los países de América Latina, en especial en Brasil, en Colombia y en México.

Este tratamiento se ha vuelto también extremadamente popular en Europa debido a sus ventajas de rapidez, fácil recuperación y buenos resultados, así como a su coste relativamente asequible.

La lipoescultura láser, también llamada laser-lipólisis o abreviada como lipo-laser, se ha beneficiado en las últimas décadas de procedimientos que han ganado mucho en seguridad.

Actualmente, es una cirugía muy poco traumática para los pacientes, gracias a avances tecnológicos como la PAL.

Sin embargo, sigue siendo de alguna manera una desconocida para el gran público, que confunde este tratamiento con otros más antiguos de cirugía estética. Existen algunos mitos sobre ella que conviene desmontar.

Se trata básicamente de un método de reducción de la masa corporal para personas con sobrepeso

FALSO. El límite seguro de retiro de grasa se encuentra en cuatro kilogramos, con lo que los pacientes que deseen pasar por la clínica para simplemente reducir su peso, o que tengan que disminuir mucho su masa por motivos estéticos o médicos, deberían probar otro tipo de tratamientos. La lipoescultura, tanto la láser como la de otro tipo, modifica la distribución de la grasa corporal. Es decir, la retira de donde entendemos que sobra para llevarla a donde entendemos que falta. En la mayor parte de las intervenciones, se lleva a las partes del cuerpo en las que presenta un aspecto más estético, como los glúteos o los muslos.

La lipoescultura deja cicatrices

FALSO. Las incisiones que se realizan durante la operación son mínimas. Al realizarse con láser, es decir, con un haz de luz concentrado a alta temperatura, los cortes que se realizan son muy perfectos, seguros y poco invasivos, mucho menos intrusivos en el cuerpo del paciente que si los hiciera un cirujano con bisturí. De hecho, se emplea el láser en aquellas operaciones en las que una herramienta física podría tener resultados desastrosos, como las operaciones oculares.

Al día siguiente a la operación podré estar de nuevo en el trabajo

FALSO. No tiene un tiempo de recuperación tan largo como otras operaciones, pero aún así la lipoescultura requiere de unos días de reposo. Esto varía según el caso y el paciente, pero se puede situar en unos cinco días de promedio, en ocasiones algunos más. En ningún caso el paciente debe saltarse los días de descanso que han sido prescritos por el médico.

Es una operación aislada. Si quiero hacerme otra cirugía estética tendré que esperar meses y volver a empezar el proceso

FALSO. Actualmente, en la mayor parte de clínicas, se puede combinar con otros procedimientos de cirugía estética, como la rinoplastia o el aumento de senos, sin que aumente el riesgo y con algo más de tiempo invertido en el quirófano. Pero ello permite ahorrar costes y prestar servicio con más comodidad para el paciente.

No es necesario someterse a anestesia total

CIERTO. La lipoescultura puede realizarse con varios tipos de anestesia, dependiendo de cada caso y del área que vaya a quedar afectada por el tratamiento. Muchas veces se emplea la anestesia general, por comodidad, en operaciones muy largas o que resultarían incómodas para el paciente si este estuviese consciente; pero también puede hacerse con anestesia local o conductiva, dependiendo del caso.

Hay efecto rebote

Parcialmente CIERTO y parcialmente FALSO. No tiene un efecto rebote como otras cirugías, ya que las células sobrantes son cortadas y retiradas. Pero si el paciente no se cuida en el post-operatorio sí que es posible que tenga un aumento de la grasa corporal en partes del cuerpo no afectadas por la operación; la lipoescultura láser no garantiza un cuerpo perfecto para siempre.

Existen complicaciones
CIERTO. Como en cualquier otra operación, puede haber problemas derivados de la intervención. Normalmente se trata de infección de las heridas, de sangrados, ya sean moderados o leves, y pequeñas asimetrías. Es necesario hacerse tratar por una clínica profesional para minimizar todos estos riesgos.

Después de someterse a una liposucción láser

Como toda intervención, los pacientes que se someten a este tipo de tratamientos deben tener una serie de cuidados posteriores para asegurar los resultados deseados.

La cirugía no termina cuando sales del centro de estética,  lo que viene después de eso es tanto o más importante. En esta etapa es muy importante la cercanía y confianza que se tenga con el especialista ya que él deberá seguir al pendiente y disponible para resolver todas las dudas que se presenten.

Será el medico particular quien de las indicaciones de los medicamentos a tomar y hay que considerar esto algo esencial y seguir al pié de la letra las indicaciones. Idealmente el paciente debe ser asistido por un familiar las 48 horas posteriores y no olvidar la faja ya que esto permitirá que la piel se acomode.

Durante el post tratamiento se debe evitar el consumo de tabaco y alcohol ya que estos interfieren con el proceso de cicatrización. Hay que llevar una alimentación saludable a base de frutas, verduras y abundante líquido. 

Hacer de esta intervención algo permanente y de resultados satisfactorios dependerá de cómo sea el comportamiento posterior del paciente, si no hay un cambio radical en los hábitos de alimentación.

 

Un pensamiento en “4 Mitos y 3 Verdades de la Lipoescultura Láser

  1. Pingback: Porqué optar optar por la lipoescultura láserBelleza Radiante | Belleza Radiante

Los comentarios están cerrados.