​Consejos básicos para padres de niños prematuros

Rate this post

Debido a complicaciones en el embarazo, algunas veces es necesario adelantar el parto de manera que tu hijo llegue al mundo antes de lo planeado. Es esencial, entonces, que tengas presente los siguientes consejos para reforzar los cuidados del niño prematuro, de modo que crezca sano y fuerte.

Higiene

Puede parecer algo obvio, pero el organismo de un bebé prematuro aún no está preparado para hacerle frente a los agentes externos, como gérmenes y bacterias. Por lo que, es necesario que refuerces las precauciones higiénicas, sobre todo para quien entre en contacto con el recién nacido. Los primeros días, es esencial que las visitas sean dosificadas y, en lo posible, deben estar seguras de no padecer alguna afección contagiosa como resfríos o catarros.

Alimentación

Aunque sea muy pequeño y frágil para amamantarlo directamente, el bebé necesita de la lactancia materna para fortalecer su sistema inmunitario y aumentar gradualmente su nivel de grasa corporal. Puedes extraer la leche y alimentarlo mediante una sonda si es necesario. También es importante que lo hagas con mayor frecuencia, ya que deben alimentarse unas ocho veces al día en promedio.

Contacto y ambiente

Por más ganas que tengas de expresar mucho cariño hacia tu hijo, su estado puede hacerlo extremadamente sensible al contacto de unas manos adultas. Intenta limitar tus caricias a un simple toque de tu dedo en su mano o apoyando suavemente sus extremidades. También es importante para los primeros días evitar bullicio en la casa, así como mantener la temperatura de su cuarto en unos 21° o 24°, ya que al tener menor cantidad de grasa corporal, debes evitar que la temperatura de su cuerpo disminuya.

Humectación

Un niño prematuro puede sufrir fácilmente de sequedad en la piel, por lo que es recomendable mantenerlo humectado. Puedes usar un pequeño algodón con aceite para bebé o toallitas húmedas, siempre y cuando tengas la autorización de la enfermera a cargo.

Estimulación

Para el buen desarrollo y pronta maduración de su sistema nervioso, será fundamental una adecuada estimulación del bebé. Por ello, es fundamental que estés en contacto con él, háblale, cántale o haz dinámicas con diferentes juguetes de colores y sonidos delante de él. Colgar un móvil sobre su cuna y mantener algo de música relajante en su pieza, ayudarán a su desarrollo cognitivo.

Ya lo sabes, sigue estas recomendaciones para el cuidado adecuado de un niño prematuro, resuelve las dudas con tu doctor y, por sobre todo, entrégale todo el amor y dedicación que tu hijo necesita, ya que de ello depende que crezca saludablemente.