Tips para organizar el closet

Rate this post

Un closet tiene como objetivo ser un mueble funcional, ya que, cuando está bien organizado,  ayuda mucho en a la hora de elegir las piezas para una ocasión casual o más sofisticada. Aquí dejamos algunos tips sencillos para comprender toda la importancia de este espacio, los consejos sobre cómo organizar un closet abajo son muy importantes. Compruebe!

http://superela.com/wp-content/uploads/2014/01/destaque_guardaroupa-560x700.png

Empezando por el inicio

Para aprender cómo organizar un closet, en primer lugar, hay que observar las condiciones ambientales. Si todavía no tiene uno y desea crear, se debe prestar atención a los detalles, tales como: la ventilación, humedad, grietas y la temperatura, ya que estos obstáculos pueden dañar sus ropas y zapatos en el medio o largo plazo.

Iluminación adecuada

Otro detalle es la iluminación. El closet es un lugar muy visual y es imperativo que se basan en una buena iluminación. No hay necesidad de optar por la luz fuerte que canse sus ojos, pero es esencial para tener una iluminación adecuada para una buena visibilidad y evitar perdidas de tiempo o confundir las opciones de ropa.

Espejos y closets pequeños

Para los closets pequeños, espejos dejan todo más sofisticado. Eso ocurre porque, además de ser funcional, los espejos pasan la sensación de amplitud. Otro consejo son puertas que hacen que sea más fácil para el día a día y aún así optimizar el espacio de deslizamiento.

Closets grandes

Para closets mayores, puedes optar por grandes estanterías en los más diversos diseños, espejos, cajones y divisorias. Acuérdate que aunque sea grande, el closet siempre necesita tener sus espacios bien aprovechados.

Exterior que complementa el closet

Además de saber cómo organizar el closet, hay que tener en cuenta que el espacio debe ser un lugar acogedor. Invertir en tapetes y alfombras, además de complementar la decoración también son recomendables para tornar el ambiente del closet más cálido, ya que ese es el momento en que sacamos y vestimos las ropas.

Una silla o poltrona, por ejemplo, también hacen toda la diferencia para el apoyo en el momento de la colocación de los zapatos.

Organiza y ahorra tiempo

Las piezas más utilizadas pueden estar en perchas de metal o plástico, para facilitar la visualización y amasar con menos facilidad. Lo que no siempre se utiliza, pueden estar acomodados en los cajones. En uno de los cajones también deben ser las partes más pequeñas, como bikinis, calcetines y ropa interior.