Consejos para elegir un buen protector solar

Rate this post

Los especialistas en dermatología recomiendan cuidados extremos de la piel ante la radiación solar, esto se debe a que con el paso de los años los rayos del sol se han vuelto cada vez más dañinos, lo que ha aumentado los casos de cáncer a la piel y derivados.

Al buscar un protector solar debe fijarse que el producto ofrezca protección contra rayos UVB y UVA. Los UVB son los que penetran las capas superficiales de la piel produciendo el enrojecimiento y quemaduras, mientras que los UVA van más allá y se les conoce como principales causantes del envejecimiento de la piel y el cáncer.

Otro consejo importante es ver el FPS (Factor de Protección Solar), un FPS 30 no es recomendable para quienes poseen la piel muy clara e incluso puede no ser efectivo para las pieles morenas. Siempre es mejor asegurarse con un protector solar de FPS 50 o 60.

La gran variedad existente en el mercado le permite que hoy en día tenga muchas opciones para elegir el protector solar que mejor se adapte a sus necesidades. Ya no sólo se encuentra en crema, también los encuentra como gel, mousse, spray e incluso como maquillaje.

Al comprar un filtro de protección solar también debe tener en cuenta que si es para niños, el producto debe ser a prueba de agua e hipoalergénico. De esta manera se asegura que no cause reacciones alérgicas y que además no pierda efectividad al meterse al agua.

Un dato no menor es que se debe seguir la recomendación de los especialistas quienes sostienen que la protección solar debe ser re aplicada cada dos horas. Esto se debe a que tras ese tiempo la protección empieza a descender y pierde efectividad. Además, hay que ser muy generoso en la aplicación, se debe usar a diario incluso si usted no está en la playa o piscina ya que al caminar por la calle está de igual forma expuesta a los rayos del sol.

¿Por qué debemos cuidarnos de los rayos UVA?

A pesar de que nuestro organismo se nutre de los rayos que emite el sol para combatir algunas dolencias de la piel como la psoriasis, es deber de cada uno tomar conciencia de que los rayos ultravioletas producen consecuencias nefastas en la salud de nuestra piel.

Pues bien, estos rayos producen en la piel por su exposición sin protección, mutaciones genéticas en las células cutáneas. Afectándolas gravemente, al punto de que ellas se van degenerando y finalmente, muriendo. Este proceso terminar siendo una consecuencia visual, ya que la piel luce envejecida antes de tiempo, aparecen manchas y es el principal causante del cáncer a este órgano.

Por esto, se recomiendo el uso frecuente de los protectores solares, ya que son los únicos capaces de cuidar la piel, en verano sobre todo mantenerse hidratado, usar gorros que cubra la cabeza como parte del rostro y no exponerse al sol entre las 11 de la mañana y las 4 de la tarde, porque es el horario donde los rayos UVA son más intensos.