Cómo surgieron las joyas

Rate this post

joyasIndispensables en muchas ocasiones, las joyas son accesorios que ayudan a traer belleza y pueden tener muchas formas de uso y significados alrededor del mundo. Por eso, además de la estética, las joyas han sido parte importante en distintas culturas, e incluso han ayudado a comprender fenómenos, épocas y la evolución de nuestra sociedad.
En su historia, el hombre casi siempre ha poseído la necesidad de ocupar adornos y sus vestigios son encontrados que desde del comienzo de la historia humana. Muchas de esas antiguas “joyas”, eran hechas con diferentes materiales, como por ejemplo huesos, dientes de animales y humanos, conchas, piedras y maderas, sus fines eran transmitir desde status y el poder, hasta la mística.

La historia de esos bellos adornos
Las joyas trabajadas con técnicas más delicadas también empezaron a ser desarrolladas muchos años atrás, por las manos del pueblo Egipcio. Aros, collares, pulseras, entre otros accesorios, hacían parte de la vestimenta de ese pueblo, que con ellas representaban misticismos y los símbolos de su sociedad. Otra gran función era la protección contra enemigos, animales y malos espíritus.
Tiempos más tarde, en la Edad Media, las joyas ganaron un mayor impulso de producción pues fueron tomadas por las empresas de orfebrería. Su simbolismo también comenzó a ser más importante por cuenta de la religión, el Estado y la división de clases.
De esa forma, podemos concluir que las joyas en cada período fueron valoradas, respetadas y utilizadas de diversas formas y con diferentes fines. Además de ser un elemento cultural a ser preservado por muchas civilizaciones, las joyas fueron responsables por integrar las características de muchas personas importantes para la historia de la humanidad que conocemos.
Más allá de la estética y del lujo, la joyería realizó distintas funciones dentro de la sociedad antigua y contemporánea, lo que demuestra su papel importante en la formación socio-económico del mundo.