Archivo de la etiqueta: bebés

Consejos para escoger un coche seguro

A la hora de vitrinear coches para tu bebé, hay ciertos puntos que nunca olvidamos; como el estilo, forma, color; etc. Pero hay un aspecto relevante, y que no siempre se toma en cuenta, que tiene relación con la seguridad. ¿Sabías que hay distintos tipos de arnés o que lo ideal es que sea de un tono fuerte?

Detalles que importan

El color de un coche es de suma importancia para que sea visible mientras recorres las calles y los automovilistas puedan notarlo desde lejos. Te aconsejamos dejarte llevar por los colores enérgicos y no tanto por tu gusto o el que te parezca más chic.escoger_coche

Muchas veces los pequeños no tienen el menor interés por colocarse el arnés del coche, sobre todo cuando se van haciendo más grandecitos, pero lo ideal es que lo usen siempre aunque se trate de paseos cortos. Los hay de 3 y 5 puntas. Lo ideal es que cuando son recién nacidos y hasta los dos años usen el último mencionado, ya que da mayor seguridad.

Si bien nunca utilizaremos un coche a gran velocidad, los frenos son un accesorio necesario para dar mayor seguridad, sobre todo si vas pasando por alguna pendiente y te detienes para algo; lo que sea, incluso para sacar o guardar la mamadera. Siempre es mejor prevenir.

Si tu guagua es de piel blanca muy sensible, quizás un accesorio de seguridad necesario será un coche con filtro UV, esto, además del paraguas o quitasol que siempre traen estos aparatos.

Como último consejo, te recomendamos tomar siempre todos los resguardos a la hora de escoger un coche y no guiarte siempre por el tema del precio, que si bien es importante porque cada uno tiene un presupuesto distinto, no lo es más que la comodidad y seguridad de tu pequeño.

 

Las etapas del embarazo

Los primeros meses de vida del bebé son determinantes para todo el desarrollo que vendrá en la secuencia. Como la visión todavía está en formación, tiende a sentirse inseguro sobre dónde está y lo que está sucediendo a su alrededor.
Durante ese período inicial, los bebés tienen pocos recursos a disposición para comunicarse e interactuar. El llanto y los balbuceos son su forma de expresarse y llamar nuestra atención hacia las quejas que giran siempre en torno a las necesidades básicas: hambre, evacuación y sueño.
Los primeros aprendizajes del bebé ocurren esencialmente por imitación. A medida que crece, el recién nacido desarrolla control sobre su cuerpo y sus movimientos. Él finalmente se siente capacitado para descubrir a sí mismo y quiere coger los pies, acompañar movimientos o sonidos con la mirada y comienza a balbucear ya queriendo establecer diálogos con los más cercanos.
Es normal que algunas madres tengan dudas si su bebé se está desarrollando bien y por eso, en el primer año, las consultas con pediatra son tan importantes. Hábitos saludables también harán toda la diferencia en esa fase, como la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses de vida y la inserción de alimentos sanos después de ese período.

La gestación es una fase con diferentes etapas, todas muy especiales y peculiares. En ese periodo ocurre el desarrollo de una nueva vida y de una nueva madre. Descubre más sobre las etapas del embarazo:

Fertilización

El momento exacto de la fertilización es algo casi imposible de saber, pero los doctores estiman 2las fechas basados en el último ciclo menstrual de la mujer. A partir de esa cuenta, se puede contar las ocho etapas del embarazo y el tiempo total para el nacimiento de un bebé, que puede durar hasta 37 y 42 semanas.

La fertilización es una de las primeras etapas del embarazo, en ella el óvulo y el espermatozoide se encuentran y se funden, eso ocurre por medio de la penetración del espermatozoide en el óvulo, que puede durar hasta 24 horas.

Cigoto

Una vez que el espermatozoide alcanza el núcleo del óvulo y se produce la fusión, el óvulo fertilizado se convierte en el cigoto. El cigoto comenzara a moverse hacia el útero por la trompa y esta célula inicialmente única, produce una separación.

Mórula

Las células se dividen y ahora se llaman mórula. Cerca de 4 días después de la fecundación, la mórula llega al útero.

Blastocito

El blastocito es una etapa temprana del desarrollo embrionario, formado por una capa de células conocidas como los trofoblastos o células trofoblásticas que rodean el botón embrionario.

Implantación

De seis a ocho días después de la fertilización, el blastocisto está listo para conectarse a la pared uterina. Aquí, la producción de la hormona hCG, también se inicia.

Placenta

La placenta es el vínculo entre la madre y el bebé. Este órgano temporal compuesto por vasos sanguíneos promueve la transferencia de nutrientes y el oxígeno de la madre al feto y la transferencia de los residuos del feto a la madre.

Embrión

La división celular empieza de nuevo y el blastocito da lugar al embrión. Comienza el desarrollo de los órganos del bebé. Entre ocho y diez semanas de embarazo, diversos órganos han sido desarrollados – excepto la médula espinal y el cerebro.  Ahora, el embrión puede ser llamado de feto.

Feto

Es en torno a la 8ª semana de gestación que el embrión se convierte en feto. Entre las semanas 18 y 20 el feto comienza hacerse presente y la mayoría de las mujeres comienzan a sentir los movimientos del bebé.

El cerebro y los pulmones, son órganos que se desarrollan hasta el último minuto. Con aproximadamente 40 semanas, el bebé está listo para nacer y comenzar las nuevas etapas de su vida.

El inicio de la maternidad

En las primeras 8 semanas de gestación, el bebé todavía es un embrión. Su corazón y los pulmones ya empezaron a formarse, pero solo a los 25 días los órganos comienzan a hacer su verdadero trabajo, el corazón por ejemplo empieza a latir en ese periodo. Pregnancy

Esta puede ser llamada la primera etapa del embarazo, cuando ocurren las primeras experiencias de la maternidad. Luego, un doctor debe ser consultado para la realización de un acompañamiento de la gestación. Eso también es necesario para que la madre sea orientada a mejores prácticas de alimentación, ejercicios y actividades diarias.

Los cambios del cuerpo con la maternidad

El cuerpo de una embarazada comienza a enviar señales, esos cambian de mujer para mujer y pueden ser más sutiles o intensos. Aún que sea algo muy personal e individual, son a partir de esas señales que la mujer puede sospechar del embarazo.

Por cuenta de los más variados cambios hormonales que acompañan la gestación, el cuerpo de la mujer puede experimentar sensaciones ni siempre agradables, como fatiga, náuseas, vómitos, el aumento en el volumen de los senos, alguna molestia en la pelvis, y hasta cambios más extraños como un exagerado sentido del olfato o más ganas de orinar (debido al aumento del útero, ejerciendo una mayor presión sobre la vejiga).

La acción de las hormonas es tan potente que también pueden causar algún tipo de inestabilidad emocional en las mujeres, lo que hace que algunas se sientan más emotivas, nerviosas, entre otros.

Síntomas en el segundo trimestre de gestación
En el segundo trimestre la placenta hace llegar todos los nutrientes y el oxígeno necesarios para el desarrollo del bebé y ya tiene el tamaño de una ciruela. Los cambios en el cuerpo de la gestante son muchas y con eso, algunos síntomas característicos pueden aparecer.
Una de las primeras molestias es el dolor abdominal. Debido al aumento del volumen de la barriga y de peso, la mujer puede sentirse más cansada. En esta fase el reposo es esencial, así como mantener una postura corporal correcta para evitar dolores.
Algunas mujeres sienten que el embarazo las hizo volver a la pubertad por un problema muy desagradable: el acné. Durante el embarazo, la piel tiende a volverse más aceitos. Sin embargo, esto tiende a desaparecer después del parto.
La mayor voluntad de orinar, debido a la presión del útero sobre la vejiga, también es característica y debe ser tomada en serio. Es importante que la gestante vaya al baño siempre que sea necesario, pues la retención de líquidos puede provocar infecciones urinarias.
Estos y otros síntomas como estreñimiento, varices y congestión nasal pueden aparecer. Por eso, siempre informe y no tenga reservas en pedir ayuda a su médico durante toda la gestación.

Confirmando el embarazo

Cuando la mujer está atenta a cambios en su cuerpo y las señales enviadas por el mismo, muchas situaciones pueden ser más fácilmente descubiertas y tratadas, con el embarazo ocurre lo mismo.

Sin embargo, para que la confirmación de la gestación sea efectiva es necesario realizar un examen de prueba de orina o un análisis de sangre – el método más seguro. El embarazo se confirma en ambas pruebas cuando detecta la presencia de la hormona gonadotrofina coriónica humana (HCG). A partir de esa confirmación, la mujer puede empezar a cuidarse y prepararse para dar las bienvenidas a la maternidad.