Archivo de la etiqueta: cómo descubrir que esta llegando la hora del parto

Principales señales del parto

Los principales signos de trabajo de parto normal ocurren después de las 37 semanas de gestación e incluyen las contracciones uterinas que aumentan de intensidad y frecuencia y el rompimiento de la bolsa de agua.

Las señales de trabajo de parto prematuro, que pueden ocurrir entre las 20 y 37 semanas de gestación comienzan normalmente con las contracciones ritmadas y dolorosas y, en este caso, la mujer debe informar a su médico e ir inmediatamente al hospital.

Conozca las cuatro principales señales del parto:

beb

1. Mayor frecuencia de las contracciones de Braxton Hicks

Estas contracciones ocurren con una frecuencia mayor cuando el momento del parto real está llegando. A diferencia de las contracciones reales, las contracciones de Braxton Hicks ocurren de manera más irregular. Se producen porque el cuello del útero comienza a prepararse para la dilatación.

Pueden ocurrir en intervalos de 10 a 20 minutos, lo que a menudo se confunde con el trabajo de parto en sí. Pero en ese caso la intensidad no aumenta y los síntomas desaparecen con el reposo.

2. Necesidad de orinar con más frecuencia

Esto sucede porque la vejiga tiene menos espacio ya que es presionada por el útero. Aunque este síntoma puede ser frecuente desde que se descubre la maternidad, se intensifica en la fase pre-parto.

3. Expulsión del tapón mucoso

El tapón mucoso es una secreción espesa que a menudo viene acompañada de un poco de sangre. Este tampón tiene la función de sellar y proteger el útero durante el período del embarazo. Cuando el cuello del útero se dilata, es expulsado. Esta expulsión puede ocurrir en un solo momento o durar varios días. Hay mujeres, sin embargo, que no perciben ese síntoma.

4. Rompimiento de la bolsa

Este es el principal síntoma del pre-parto que marca la proximidad del nacimiento. Ocurre cuando la bolsa de líquido amniótico que protege y cubre al bebé estalla. Cuando esto ocurre, un líquido blanquecino sale de la vagina de la mujer.

Las contracciones deben aparecer en algunas horas después de la ruptura de la bolsa. Si esto no ocurre, el médico debe inducir el trabajo de parto para evitar que el bebé quede sin el líquido amniótico durante mucho tiempo.