Archivo de la etiqueta: mamas

Ecografía mamaria o ultrasonido para detectar el cáncer de mama

El cáncer de mama es una de las neoplasias más comunes entre las mujeres y ha sido la principal causa de muertes en el mundo.Actualmente, la única forma de reducir la mortalidad de las mujeres como consecuencia del cáncer de mama ha sido aliar la acción preventiva a la realización de exámenes, como la ecografía mamaria.

Ecografía y la detección precoz que contribuye al éxito del tratamiento detectar_cancer

También conocida como ultrasonido de las mamas, la ecografía mamaria es un examen que utiliza el empleo de ondas sonoras, responsables de la generación de imágenes de la parte interna del cuerpo, visibles en un monitor de alta resolución. A través de las imágenes, es posible constatar la presencia de lesiones, nódulos y alteraciones en la región mamaria.

Como se realiza la ecografía mamaria

La mujer debe permanecer acostada en una camilla, sin blusa y sujetador, para que el médico pase un gel sobre las mamas y luego el aparato de la ultrasonido mamaria se pone en contacto con la piel. El médico deslizará ese equipo por las mamas y observará en la pantalla del ordenador y hay cambios que puedan indicar alteraciones como el cáncer de mama.

La ecografía mamaria suele acompañarse de la realización del examen de mamografía y constituye hoy uno de los principales métodos en el diagnóstico precoz del cáncer de mama. El examen puede identificar la forma, el margen y el contorno de los nódulos, asegurando un diagnóstico más preciso sobre la lesión analizada y la indicación del tratamiento adecuado por el especialista.

Por ser un examen no invasivo, la ecografía mamaria es indolora, excepto en los casos en que la paciente ya sufra con una mayor sensibilidad de las mamas. En pacientes menores de 35 años, la ecografía mamaria corresponde al mejor examen para posibles anormalidades en el tejido mamario.

A partir de esta edad, el método debe ser acompañado rigurosamente de la ultrasonido y mamografia en función de la densidad reducida de las mamas y por el hecho de que el índice de cáncer de mama alcanza principalmente a las mujeres después de los 35 años de edad.

Los 3 principales riesgos de una cirugía estética

Todos tenemos algunas inseguridades que nos gustaría cambiar. Para eso existe la cirugía plástica, que permite corregir esos aspectos que no nos gustan de nosotros mismos para estar más conformes y optar a una mejor vida futura.

Si bien no suelen haber mayores complicaciones cuando se realiza un procedimiento de este tipo, es importante estar informado acerca de los riesgos de una de estas intervenciones. Los principales efectos secundarios tienen por motivo un problema o patología por parte del paciente, y no como se cree, por negligencia del cirujano. Estos son los 3 riesgos más importantes que pueden traer complicaciones en la vida futura:

Rechazo de implantes

Las prótesis de silicona u otros materiales traen el riesgo de ser rechazadas por el organismo. Una de las señales de que esto podría estar ocurriendo es la eliminación de líquidos por la sutura o cicatriz, la picazón o el endurecimiento de las mamas o zona tratada. Un rechazo puede derivar en infecciones, llegando a tener que remover la prótesis. Se recomienda visitar a su cirujano regularmente para chequear cómo el cuerpo se adapta, y en casos donde existan sospechas de rechazo, se aconseja cambiar el implante. Este, sin embargo, aún cuando no surjan complicaciones, debe ser cambiado al menos una vez en la vida.

Necrosis

La necrosis es la muerte de tejido celular debido a una infección, uso de drogas, esteroides, cigarrillo, exposición al frío o calor intenso, entre otros, luego de una cirugía estética. El riesgo más recurrente de necrosis es la mala cicatrización de la herida, que obliga al cirujano a remover el implante para evitar que la piel se siga descomponiendo, lo que podría llegar incluso a dejar una herida permanente.

Pérdida de sensibilidad

Es común que en la vida futura a una cirugía o intervención quirúrgica de cualquier naturaleza, exista riesgo de perder la sensibilidad de zona tratada.

Particularmente, esto se puede dar después de una cirugía de implantes, en la que la piel y tejido que ha sido tratado puede perder la sensibilidad de forma permanente o transitoria. La pérdida de sensibilidad ocurre porque al hacer una incisión, se suelen cortar nervios que llevan señales sensoriales al cerebro, haciendo que perdamos la capacidad de percibir esa parte del cuerpo.