Archivo de la etiqueta: maternidad

Cómo prepararse para una cesárea

Muchas mujeres te dirán que la mejor opción para tener a su hijo es el parto normal, porque es la forma natural que la naturaleza diseñó para el nacimiento de los nuevos pequeños seres humanos, y que la cesárea solo es para casos de emergencia

Sin embargo, también hay otras mujeres que piensan que la cesárea, tampoco es tan mala idea, tiene algunas ventajas como que sabes el día y la hora en que nacerá tu bebé, evitándose así alguna sorpresa y pudiendo planificar mejor los tiempos con la pareja y con la familia, otra gran ventaja de la cesárea es que la mujer no sufre de los tan temidos dolores del parto, puesto que contempla una anestesia local mayor que el parto normal. A continuación, los pasos que deberás seguir previos a una cesárea:

prepararse_cesareaPreparar la maleta para la maternidad

Tanto las madres que tendrán a sus hijos por parto normal como por cesárea deberán preparar una pequeña maleta o bolso con útiles de aseo, ropa para ella y para el bebé, documentos, alguna revista o libro para la espera, entre otros.

Cita con el anestesiólogo

Como la cesárea es un procedimiento planificado entre el doctor y la madre, nada puede quedar al azar, un paso muy importante es la consulta con el anestesista, ya que de él va a depender que la madre no sufra ningún dolor al momento de la cesárea y también que esté segura, por lo tanto deberá someterse a alguna pruebas para preparar su dosis de anestesia correcta.

Justo antes de la cesárea

La cesárea es un procedimiento controlado y planificado, por lo mismo, a la madre se le pedirá no comer por unas horas antes de llegar a la cita. Si fuera parto normal, también sería ideal que la madre llegara con el estómago vacío, pero en ese caso no se puede controlar.

Parto normal después de una cesárea

A diferencia de lo que muchas madres piensan, la cesárea no es un camino sin retorno y es posible tener un parto normal después de que el procedimiento ya se haya hecho en el embarazo anterior.

Los estudios han demostrado que entre el 60% y el 80% de las embarazadas con una sola cesárea anterior pueden tener un parto vaginal en el embarazo siguiente, sin que exista un aumento significativo de la mortalidad materna o neonatal.

Desde que no existan contraindicaciones para el parto vaginal en la embarazada con cesárea anterior y sea garantizado el acompañamiento adecuado en el embarazo, debe darse a la madre la posibilidad del parto vaginal.

Si alguno de sus hijos nació de cesárea y usted se siente tentada de intentar un parto normal con el siguiente, converse con su médico sobre las ventajas y los riesgos del parto vaginal para decidir sobre el tipo de parto más seguro.

Mujeres que tienen el primer hijo después de los 30 viven más

Un estudio reciente publicado en el  Journal of Public Health (diario de salud pública) concluye que las mujeres que deciden pasar por la maternidad del primer hijo después de los 30 años viven más tiempo.

A pesar del discurso dominante en la medicina, que advierte de los mayores riesgos para el bebé y la madre, que resultan de los embarazos tardíos, este estudio establece una correlación entre la maternidad  después de los 30 años y la longevidad.

Las conclusiones son referidas por El Español que da como ejemplos de madres famosas tardías, como las actrices Penélope Cruz y Eva Mendes. El diario recuerda las conclusiones de otro estudio, con fecha de 2014, según el cual las mujeres que son madres por primera vez alrededor de los 33 años viven más que aquellas que dan a luz antes.

Las razones porque la maternidad después de los 30 nos beneficia 

madre 2

A pesar de estos resultados, los estudios no indican una causa biológica o genética para explicar este fenómeno, admitiendo que la explicación esté en las condiciones ambientales y sociales. Por regla general, las mujeres que retrasan la maternidad tienen unas cualificaciones más elevadas y una posición económica más sólida, lo que les da un mayor acceso a los alimentos saludables ya la asistencia sanitaria.

Otra causa posible es que a partir de una cierta edad es más difícil conseguir embarazarse, por lo que las madres que lo logran pueden tener unas condiciones genéticas asociadas a una mayor longevidad.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), las mujeres portuguesas tienen hijos cada vez más tarde. En 2016, las madres tuvieron, en promedio, el primer hijo a los 30,3 años.

En todos los casos, es importante recordar que el cuerpo, el estado de salud y las condiciones de vida de cada mujer cambia. Por lo tanto, antes de pensar en tener el primer hijo el recomendable es estar en día con su salud y conversar con su doctor. Solo un profesional puede orientarte y explicar cuales son sus posibilidades para tener un embarazo seguro y saludable.

La importancia del plan de parto para la maternidad

plan_partoEl plan de parto es un documento en el que la gestante registra sus voluntades y preferencias para cada etapa del nacimiento del bebé. La elaboración de un plan de parto es recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El plan de parto puede ser hecho en forma de carta o en el formato de lista, con las preferencias de la gestante en relación a la atención del parto, sea él hospitalario o domiciliario.

El nombre del acompañante, de la doula  y de todo el equipo, procedimientos médicos a los que la gestante no desea someterse sin previo aviso, indicaciones de posiciones que quisiera adoptar durante el trabajo de parto, entre otros , son los ítems que las madres más listan en sus planes de parto.

Cada mujer, parto y gestación son únicos. Por lo tanto, el plan de parto también debe ser único, ya que lo que es agradable para la maternidad de una mujer puede no ser para otra.

De forma resumida, estos son los elementos indispensables para que este plan resulte a la perfección:

• Dónde debe suceder
• Quién asistirá a la parturienta (médico,enfermera)
• Quién estará presente (compañero, amigos, familiares, terapeuta)
• Consideraciones sobre monitoreos, métodos de inducción de parto, medicamentos para manejo del dolor y sobre episiotomía.
• Cómo se pretende administrar el parto: libertad de movimiento, alimentación, ingestión de líquidos, baños, masajes, entre otros
• Uso de materiales como aparatos de sonido, aceites esenciales, o lo que se desee llevar a la habitación
• Cómo debe ser el tratamiento del bebé después del parto (contacto, lactancia, procedimientos iniciales y vacunación)

La elaboración del plan de parto, además de documentar todas las orientaciones de la gestante, hará reflexionar profundamente sobre sus deseos y dudas cuanto a la maternidad, promoviendo más seguridad y confianza el momento decisivo.

 

Las etapas del embarazo

Los primeros meses de vida del bebé son determinantes para todo el desarrollo que vendrá en la secuencia. Como la visión todavía está en formación, tiende a sentirse inseguro sobre dónde está y lo que está sucediendo a su alrededor.
Durante ese período inicial, los bebés tienen pocos recursos a disposición para comunicarse e interactuar. El llanto y los balbuceos son su forma de expresarse y llamar nuestra atención hacia las quejas que giran siempre en torno a las necesidades básicas: hambre, evacuación y sueño.
Los primeros aprendizajes del bebé ocurren esencialmente por imitación. A medida que crece, el recién nacido desarrolla control sobre su cuerpo y sus movimientos. Él finalmente se siente capacitado para descubrir a sí mismo y quiere coger los pies, acompañar movimientos o sonidos con la mirada y comienza a balbucear ya queriendo establecer diálogos con los más cercanos.
Es normal que algunas madres tengan dudas si su bebé se está desarrollando bien y por eso, en el primer año, las consultas con pediatra son tan importantes. Hábitos saludables también harán toda la diferencia en esa fase, como la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses de vida y la inserción de alimentos sanos después de ese período.

La gestación es una fase con diferentes etapas, todas muy especiales y peculiares. En ese periodo ocurre el desarrollo de una nueva vida y de una nueva madre. Descubre más sobre las etapas del embarazo:

Fertilización

El momento exacto de la fertilización es algo casi imposible de saber, pero los doctores estiman 2las fechas basados en el último ciclo menstrual de la mujer. A partir de esa cuenta, se puede contar las ocho etapas del embarazo y el tiempo total para el nacimiento de un bebé, que puede durar hasta 37 y 42 semanas.

La fertilización es una de las primeras etapas del embarazo, en ella el óvulo y el espermatozoide se encuentran y se funden, eso ocurre por medio de la penetración del espermatozoide en el óvulo, que puede durar hasta 24 horas.

Cigoto

Una vez que el espermatozoide alcanza el núcleo del óvulo y se produce la fusión, el óvulo fertilizado se convierte en el cigoto. El cigoto comenzara a moverse hacia el útero por la trompa y esta célula inicialmente única, produce una separación.

Mórula

Las células se dividen y ahora se llaman mórula. Cerca de 4 días después de la fecundación, la mórula llega al útero.

Blastocito

El blastocito es una etapa temprana del desarrollo embrionario, formado por una capa de células conocidas como los trofoblastos o células trofoblásticas que rodean el botón embrionario.

Implantación

De seis a ocho días después de la fertilización, el blastocisto está listo para conectarse a la pared uterina. Aquí, la producción de la hormona hCG, también se inicia.

Placenta

La placenta es el vínculo entre la madre y el bebé. Este órgano temporal compuesto por vasos sanguíneos promueve la transferencia de nutrientes y el oxígeno de la madre al feto y la transferencia de los residuos del feto a la madre.

Embrión

La división celular empieza de nuevo y el blastocito da lugar al embrión. Comienza el desarrollo de los órganos del bebé. Entre ocho y diez semanas de embarazo, diversos órganos han sido desarrollados – excepto la médula espinal y el cerebro.  Ahora, el embrión puede ser llamado de feto.

Feto

Es en torno a la 8ª semana de gestación que el embrión se convierte en feto. Entre las semanas 18 y 20 el feto comienza hacerse presente y la mayoría de las mujeres comienzan a sentir los movimientos del bebé.

El cerebro y los pulmones, son órganos que se desarrollan hasta el último minuto. Con aproximadamente 40 semanas, el bebé está listo para nacer y comenzar las nuevas etapas de su vida.

Maternidad y ejercicios: Aprenda cuáles son las actividades que puede realizar

maternidad_ejerciciosEs muy habitual que las mujeres que nunca han practicado ejercicios duden sobre comenzar a hacerlos en  la etapa de la maternidad, pero deben saber que si el embarazo no es de alto riesgo, puedes empezar un régimen de actividades leve o moderado.

Es recomendable que empiecen con 10 minutos de actividad, aumentando gradualmente la duración hasta llegar a media hora por día, pudiendo hacerlo incluso todo o casi todos los días de la semana. No obstante es importante que evites hacerlo hasta que estés completamente cansada o que te duela para no afectar al feto.

Asimismo es importante que bebas muchos líquidos, que te alimentes bien y que te mantengas con ropa cómoda y suelta. Además es importante que lleves una botella de agua para que puedas ir recuperando los fluidos perdidos durante el ejercicio.

Ejercicios apropiados

¿Pero qué ejercicios podrías realizar? Pues bien, siga leyendo que a continuación se lo contaremos en detalle.

-Una de las actividades más recomendadas para las embarazadas es caminar, porque brinda variados beneficios cardiovasculares y bienestar general.

-Nadar también es apropiado porque permite trabajar todo el cuerpo. Así como también tiene la ventaja de que al flotar en el agua, te sentirás más ligera, aliviando temporalmente la incomodidad provocada por el vientre.

-El yoga es perfecto para las embarazadas porque permite mantener el cuerpo fuerte, flexible, y por sobre todo más preparado para los cambios.

Qué evitar

Los ejercicios que están totalmente contraindicados son los de alto riesgo, practicar esquí acuático y andar a caballo.

Los grandes esfuerzos como las pesas u otros que exijan estar mucho tiempo de pie sin moverte también podrían hacerte daño, porque reduce la cantidad de sangre que llega al útero.

Posterior al primer trimestre, debes evitar hacer ejercicios de espalda como los abdominales porque pueden reducir el riego sanguíneo que va hacia el útero, y provocar mareos.

Alimentos que no puedes olvidar en tu embarazo
No cabe duda que una de las etapas más trascendentales en la vida de una mujer corresponde al embarazo. De ahí a que todas las variables que hayan a disposición, con tal de asegurar su bienestar, deben ser coordinadas a la perfección. Y la alimentación no escapa a ello.
Los expertos en nutrición han coincidido en que existen alimentos que no pueden dejar de estar presentes en el menú de una embarazada. Ejemplo de ello corresponde a aquellos que posean un alto índice de proteínas, vitaminas y minerales (huevos, carnes magras y legumbres, por ejemplo).
No olvidar tampoco el consumo de ácidos grasos omega-3, presentes en pescados como el salmón, el cual tiene bajas cantidades de metilmercurio, un químico presente en alta concentración en muchos pescados grandes.
Por ningún motivo dejar de lado alimentos con altos índices de ácido fólico, fibra, calcio. Entre éstos, indudablemente puedes escoger entre las frutas y verduras que más te apetezcan.

Todo lo que debe saber sobre el embarazo adolescente

embarazo_adolescenteEl período de maternidad y embarazo es una temporada difícil para cualquier mujer, debido a los constantes cambios que ocurren en su cuerpo y mente, es por ello que resulta ser más complicado cuando esto ocurre con una adolescente.

Un embarazo adolescente es considerado cuando una mujer tiene un hijo antes de los 18 años, y si bien esto era una tendencia recurrente en décadas pasadas, hoy es algo que sigue ocurriendo en el mundo, y especialmente en nuestro país.

Los expertos aseguran que la edad más apropiada para tener un hijo es entre los 20 y 35 años, porque los riesgos para la salud de ella y del bebé son menores. Cuando ocurre un embarazo a temprana edad, se considera de mucho cuidado porque no está preparada ni física ni psicológicamente, así como también le será difícil asumir la gran responsabilidad de traer y hacerse cargo de otra persona.

Es muy común que la joven presente abortos espontáneos, partos prematuros, así como también bebés con bajo peso debido a que la inmadurez de su cuerpo causa que su útero no haya sido desarrollado completamente.

Luego del nacimiento es muy posible que el niño tenga muchos problemas a la salud y trastornos del desarrollo. Asimismo en el caso de un embarazo en niñas menores de 15 años, el bebé tiene un alto riesgo de nacer con malformaciones.

Posibles problemas psicológicos de la madre

La mente también es un problema para estas madres, la que puede ser afectada por diversos factores, como por ejemplo:

-Miedo al rechazo social debido a las constantes críticas por las que deberá pasar por todo su entorno, lo que por lo general causa aislamiento.

-Rechazo a su hijo, sentirse culpable y triste, lo que provoca que se reduzca su autoestima, además de grandes deseos de evitar hacerse cargo de la responsabilidad.

-Problemas con la familia, especialmente por el estrés que significa informarles de la situación.

 

Madre por primera vez

Te enteraste de que vas a ser mamá y las emociones te invaden, todas distintas una de otras y con el correr de los días, cada sentimiento se vuelve mucho más latente aún. Pensaste alguna vez en ser madre, pero ¿este es el momento justo?, ¿te saliste de tu plan de vida? Simples interrogantes que toda futura mamá se hacer cuando se entera que algo está creciendo dentro suyo, sumado a la enorme cantidad de preocupaciones que vas a ir sintiendo mes a mes. Todo es nuevo, todo cambió para siempre.

Madre por primera vezVarias de las cosas que vas a ir experimentando dice relación con el hecho de lo que significa obtener un nuevo rol en la vida: ser mamá. Simplemente esto te provocará ilusión desde el primer día. Imaginar cómo será tu futuro hijo, cómo se verá en tus brazos y caminando por la casa, con cada sentimientos irás experimentando sensaciones físicas y mentales. Todo lo que significa el proceso del embarazo.

Un mujer que se convierte en madre por primera vez, no sólo significa que sufrirá constantes cambios físicos y que con cada mes su caminar será más despacio. Sino que también, emocionalmente será mucho más frágil y perceptiva, todos lo que irás sintiendo será el doble de “fuerte”, la alegría o la pena estarán a flor de piel. Por lo tanto, el trato que se debe tener con ellas debe cambiar, la sutiliza, la paciencia y la comprensión son actitudes que cualquiera que esté contigo debe trabajar y aplicar para que la maternidad sea más amena.

La madre primeriza por más que sea experta en otro tipo de actividades, como ser estudiante, trabajar o ser dueña de casa, no podrá continuar con sus tareas de forma tan natural como antes, por más dedicadas que sean y cuenten con la experticia necesaria, crear vida desde su vientre, le modificará todas las conductas que antes desarrollaba de forma normal.

Una de las formas en que una mujer embarazada por primera vez se siente parte del proceso, es cuando conoce y comparte su experiencia con las demás féminas que se encuentran en su mismo estado. Varias son las actividades en las que puedes compartir tu embarazo, como hacer gimnasia o yoga, lo que te permitirá desviar un poco tu mente de lo que estás viviendo y se te hará mucho más fácil el camino hacia el parto.

Si tienes una pareja, apóyate en ella, en tu familia y amigos. Si cuenta con la posibilidad de poder relacionar con otras mujeres como tú, tendrás la posibilidad de enriquecerte de las demás experiencias y aprender de cada una. Si supiste como persona vivir cambios de barrios, de colegios o de primeras citas, créeme que podrás sin ningún problema convertirte ahora en mamá. No tengas miedo, un bello viaje te queda por recorrer.

Cambios en el ánimo

Un momento tan importante en la vida de cualquier mujer es ser madre por primera vez y todo lo que conlleva a esta situación, son constantes cambios a nivel físico como emocional, sobre todo en aquellas que quedan embarazadas a muy temprana edad. Sumado a que los factores y ambiente que la rodea pueda afectarla antes, durante y después de nacer el bebé.

Dicho lo anterior, es muchas mujeres se ven envueltas en complicaciones que hoy denominados trastorno depresivo grave, que en resumidas cuentas es una depresión durante el embarazo, que hace vivir a la mujer fuertes sentimientos de tristeza que abundan y son mucho más prolongados, efectando directamente su estado anímico y vida diaria.

Algunos de esos cambios son:

  • La cantidad de comida que ingieres, puede que sea más o menos de lo que comes normalmente.
  • Falta de concentración.
  • Aumentar o disminuir las horas de sueño.
  • Compartir mucho menos con familiares y amigos.
  • Concentrarse en hacer nada más que en las actividades que antes eran de tu interés.

Así, si presentas algunos de estos síntomas o si tu pareja, familia y amigos lo notan, debes visitar a un especialista con tal de tratar esta situación que puede desencadenar alguna molestia mucho más grave durante el parto.