Archivo de la etiqueta: prematuro

5 consejos para prevenir el parto prematuro

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, cerca del 10% de los bebés nacen de parto prematuro alrededor del planeta. La estadística asusta a muchas gestantes y plantea muchas preguntas acerca de las causas del problema y de las formas de prevención.

¿Puedo prevenir un parto prematuro?

Actualmente el seguimiento prenatal es un instrumento ideal para controlar los factores de riesgo involucrados en un embarazo. Este seguimiento, cuando es realizado por un buen profesional y con regularidad, puede auxiliar no sólo en la detección de factores de riesgo, sino también en la prevención de problemas más graves cerca de la hora del parto. Sin embargo, la gestante puede tomar algunos cuidados personales para prevenir.

Acompañe una lista de 5 consejos para futuras mamás preocupadas por el buen desarrollo de la gestación:

beb

1 – Hidratación

Tomar mucha agua en el transcurso del día es importante incluso para quien no es gestante. Para este grupo, sin embargo, es indispensable. La falta de agua puede provocar contracciones, factor que puede adelantar el parto. Un consejo es mirar el color de la orina: si es amarillo pálido, usted está tomando agua en cantidad suficiente. Pero atención: las embarazadas tienen mayor necesidad de ir al baño – y el consumo de agua aumenta esa necesidad. Tenga cuidado de no dejar la vejiga demasiado llena, ya que esto también puede causar contracciones.

2 – Medidas

Cuanto más avanzada una gestación, menor es la medida del cuello del útero. Durante cada período gestacional debe poseer una anchura específica, según los expertos:

Entre 16 y 20 semanas: de 4 a 4,5 cm
Entre 24 y 28 semanas: de 3,5 a 4 cm
Entre 32 y 36 semanas: de 3 a 3,5 cm

Si observa que la apertura del cuello es menor que cuatro centímetros y percibe cualquier síntoma de parto prematuro, consulte inmediatamente a su médico.

3 – Tiempo entre gestaciones

Si, antes de que se cumplan nueve meses desde el último parto, vuelva a quedar embarazada, el riesgo de parto prematuro aumenta. Si esto ocurre, consulte a su médico para pedir más orientación.

4 – Salud

Mantenerse sana es fundamental para quien quiere evitar un parto prematuro. Procure alimentarse correctamente, practicar actividad física leve (a menos que el médico pida que interrumpe) y cortar hábitos como el tabaco y el alcohol. Estas medidas evitan problemas como la eclampsia y la diabetes gestacional, que pueden provocar el adelantamiento del parto.

5 – Atención a los síntomas

Según expertos, una cantidad mayor que cinco contracciones en un período de una hora puede ser un indicio de un parto prematuro. Otros síntomas son sangrado vaginal con coloración en rojo vivo, hinchazón de manos y cara, molestia para orinar, vómito frecuente, dolor en la región lumbar y presión en la región pélvica.

Cómo cuidar a un bebé prematuro en la casa

cuidar_bebeprematuroSe considera un parto prematuro a cualquiera que ocurra antes de la semana número 37 de la gestación (lo normal son de 40 a 41 semanas). Cualquier bebé que nazca antes de dicha semana necesitará cuidados especiales al momento de nacer y también al momento de irse a casa.

Cualquiera sea el motivo por la que el parto se haya adelantado, los padres deben tener en cuenta que si el bebé está dado de alta, de ahí en adelante necesita los mismo cuidados que un bebé en condiciones normales y tal vez un poco más. Estos son los cuidados que deben tenerse con un bebé prematuro en la casa.

Además de los cuidados tradicionales, como mantener una temperatura estable del ambiente, con una buena ventilación, vigilar la respiración por posibles apneas. Es posible que los padres se deban preocupar especialmente de lo siguiente:

Higiene

Lavarse bien las manos antes de manipular cualquier objeto que pertenezca al bebé y al tomar al bebé en brazos. Al mismo tiempo, no acercar al bebé objetos que no estén debidamente desinfectados, o que hayan manipulado otros niños, porque le pueden contagiar con algún virus para el que su cuerpo no está preparado.

Espacios libres de humo

Se deberá mantener una ventilación adecuada en espacios muy cerrados, y definitivamente no fumar en el mismo espacio donde está el bebé. Al mismo tiempo, también es recomendable evitar espacios cerrados donde haya aglomeraciones de personas, como supermercados, transporte públicos. Tampoco es conveniente llevarlo a la sala cuna demasiado pronto.

Alimentación

Un bebé prematuro puede necesitar tomar leche en menor cantidad, pero de manera más frecuente. Esto debido a que la musculatura para realizar la succión todavía no está totalmente formada y puede generar un esfuerzo excesivo para él y también porque su estómago aún es muy pequeño.

ALGUNAS CAUSAS DEL PARTO PREMATURO
El concepto de parto prematuro hace referencia a aquel nacimiento que ocurre con anterioridad a la semana 37 de embarazo. Por lo general, las consecuencias y complicaciones de un parto prematuro son menores cuánto más desarrollado está el neonato, es decir, un parto prematuro de 36 semanas conlleva menos peligro para el bebé, que uno que ocurra a las 34 semanas.
Existe una estimación de que alrededor del 5-10% de los alumbramientos ocurren de forma prematura. Si bien es cierto que en algunos casos se puede sospechar cuál es la causa que provoca este fenómeno, en la mayoría de ocasiones su origen exacto es bastante confuso. De este manera, algunas de las causas más habituales son:
Sobredistensión uterina: pérdida del tono muscular del útero que impide que este órgano recupere su tamaño natural.
Infección o inflamación uterina: ciertos componentes bacterianos pueden dañar las membranas fetales provocando su ruptura y desencadenando el parto prematuro.
Hemorragia decidual: es un tipo de sangrado vaginal que puede ocurrir durante el embarazo.