Archivo de la etiqueta: senos

15 primeros síntomas de tumor mamario

Los signos y síntomas del tumor mamario pueden variar, y algunas mujeres que tienen cáncer pueden no presentar ninguno de estos signos y síntomas. Sin embargo, hay algunas señales que pueden alertar esta enfermedad.

Descubre los 15 primeros síntomas de tumor mamario y cáncer de mama:sintomas_cancer

1. Nódulo endurecido en la mama

Este suele ser el síntoma más llamativo, y puede indicar la existencia de un cáncer. Sin embargo, sólo ese signo aislado no significa necesariamente que hay la enfermedad, ya que las infecciones y los quistes también generan nódulos.

2. Modificación en la mama

Si la mujer nota un arqueamiento en una parte del seno también debe estar atenta y buscar un especialista.

3. Hinchazón en el seno

Si ocurre hinchazón, no relacionada con los síntomas del período menstrual, es necesario investigar también, pues puede indicar la presencia de la enfermedad. Pero, vale recordar, que las infecciones e inflamaciones, junto con el dolor, también causan hinchazón en las mamas.

4. Enrojecimiento de la mama

Así como la hinchazón, el enrojecimiento en la piel de la mama también puede indicar alguna infección o inflamación, pero también puede ser uno de los síntomas del cáncer de mama.

5. Cambios en el pezón

Así como en la mama, cualquier cambio en los pezones debe ser investigado. Principalmente si hay retracción o hundimiento de ellos. Este suele ser un signo evidente de la enfermedad también.

6. Sensación de masa o nódulo en una de las mamas

Algunas veces, la mujer siente internamente una especie de masa en la región de los senos, y eso debe ser investigado.

7. Sensación de nódulo aumentado en la axila

Si existe la presencia de nódulos en la región de las axilas, es necesario consultar a un especialista, pues, aunque ese aumento pueda significar una inflamación o infección, también puede ser indicativo de cáncer de mama.

8. Espesamiento del pezón

Los cambios en la textura de los pezones también deben ser motivo de preocupación, ya que éste es uno de los síntomas de la enfermedad.

9. Endurecimiento de la piel de la mama

Si la mujer nota que uno de los senos presenta una parte similar más endurecida, también debe investigar las posibles causas.

10. Secreciones en el pezón

En muchos casos, el pezón puede secretar sangre o un líquido seroso cuando la enfermedad está en el organismo. Por eso, vale la pena también observar este síntoma y comprobar, incluso, si esa secreción tiene un olor fuerte.

11. Formación de costras o heridas cerca del pezón

Si la piel de los senos presenta heridas o costras cerca del pezón es necesario consultar a un especialista también.

12. Hinchazón en el brazo

Así como puede ocurrir hinchazón en las axilas, puede ser que ese aspecto se extienda también hacia los brazos, como consecuencia del cáncer de mama.

13. Dolor en la mama

El dolor en los senos es un indicativo de cáncer de mama, pero, normalmente, al inicio de la enfermedad, no hay presencia de este síntoma. Él suele ser más evidente en los casos más avanzados, cuando el seno se vuelve doloroso sólo de tocar. Pero es importante recordar que el período menstrual e infecciones, como la mastitis, también puede causar dolor en las mamas.

14. Pérdida de peso

Cualquier pérdida de peso sin explicación debe ser investigada, principalmente si esa pérdida es de cinco o más kilos;

15. Cansancio

Este puede ser un síntoma bastante impreciso, pero cuando el cansancio no mejora, ni siquiera después del reposo, es necesario estar alerta, pues cuando esta fatiga se vuelve crónica, esto puede significar que el organismo está luchando contra alguna enfermedad.

importante:

Recuerde que es recomendable que la mujer conozca sus mamas, y sepa reconocer cambios para poder identificar un tumor mamario y  alertar al médico en sus consultas periódicas o buscar un centro de la mama.

Ecografía mamaria o ultrasonido para detectar el cáncer de mama

El cáncer de mama es una de las neoplasias más comunes entre las mujeres y ha sido la principal causa de muertes en el mundo.Actualmente, la única forma de reducir la mortalidad de las mujeres como consecuencia del cáncer de mama ha sido aliar la acción preventiva a la realización de exámenes, como la ecografía mamaria.

Ecografía y la detección precoz que contribuye al éxito del tratamiento detectar_cancer

También conocida como ultrasonido de las mamas, la ecografía mamaria es un examen que utiliza el empleo de ondas sonoras, responsables de la generación de imágenes de la parte interna del cuerpo, visibles en un monitor de alta resolución. A través de las imágenes, es posible constatar la presencia de lesiones, nódulos y alteraciones en la región mamaria.

Como se realiza la ecografía mamaria

La mujer debe permanecer acostada en una camilla, sin blusa y sujetador, para que el médico pase un gel sobre las mamas y luego el aparato de la ultrasonido mamaria se pone en contacto con la piel. El médico deslizará ese equipo por las mamas y observará en la pantalla del ordenador y hay cambios que puedan indicar alteraciones como el cáncer de mama.

La ecografía mamaria suele acompañarse de la realización del examen de mamografía y constituye hoy uno de los principales métodos en el diagnóstico precoz del cáncer de mama. El examen puede identificar la forma, el margen y el contorno de los nódulos, asegurando un diagnóstico más preciso sobre la lesión analizada y la indicación del tratamiento adecuado por el especialista.

Por ser un examen no invasivo, la ecografía mamaria es indolora, excepto en los casos en que la paciente ya sufra con una mayor sensibilidad de las mamas. En pacientes menores de 35 años, la ecografía mamaria corresponde al mejor examen para posibles anormalidades en el tejido mamario.

A partir de esta edad, el método debe ser acompañado rigurosamente de la ultrasonido y mamografia en función de la densidad reducida de las mamas y por el hecho de que el índice de cáncer de mama alcanza principalmente a las mujeres después de los 35 años de edad.

¿Qué es la mamoplastia?

Mamoplastia Aumento figura-12La mamoplastia es una intervención quirúrgica plástica, en donde se trabaja la estructura y forma de los senos. La decisión de someterse a esta intervención puede pasar por el hecho de querer aumentar el tamaño de los pechos, reducirlos o modificar la forma de las mamas.

Las personas que deciden someterse a esta intervención cualquiera sea la razón, deben entender primero su cuerpo, conocer cómo se compone la mama. Lo primero, es entender que el pecho está formado por un tejido adiposo, tejido glandular, conductos para la leche, vasos sanguíneos, nervios y conductos linfáticos, todo cubierto por la piel y sus capas. Bajo el seno se encuentra el músculo pectoral, por donde se colocan habitualmente los implantes de silicona.

Mamoplastia de aumento

Este procedimiento es una de las cirugías estéticas más conocidas y solicitadas en la actualidad, ya que a través de una prótesis la mujer llega al tamaño de seno que siempre se deseó.

Dentro de los beneficios que entrega esta intervención se encuentran los siguientes:

  • Mejoría total de la figura de la mujer

  • Mujeres con mucha cadera y pocos pechos , luego de los implantes su cuerpo se equilibra

  • Para las mujeres que ya tuvieron hijos, se ven beneficiadas con el levantamiento y aumento de los pechos que sufren de la gravedad.

  • beneficia en la autoestima de la mujer  y entrega autoconfianza.

 

Pero no sólo beneficios entrega una mamoplastia, también trae ciertas complicaciones que se pueden presentar durante la cirugía o en el post-operatorio.

  • La mala cicatrización puede generar un mal resultado y provocar endurecimiento de la mama.

  • Se pueden infectar los puntos de la herida, lo que puede significar que se retire la prótesis.

  • Otro riesgo es la pérdida de sensibilidad en los pezones y en algunos casos se pueden romper los implantes , lo que genera un problema grave para la salud.

 

Por ser una intervención quirúrgica donde se recomienda anestesia es que los especialistas señalan la importancia de escoger el médico adecuado.